Zestoretic

Información principal

  • Denominación comercial:
  • Zestoretic
  • formulario farmacéutico:
  • Tableta
  • Usar para:
  • Humanos
  • Tipo de medicina:
  • medicamento alopático

Documentos

  • para el público en general:
  • El prospecto de información de este producto no está disponible actualmente, puede enviar una petición a nuestro servicio al cliente y le notificaremos tan pronto como nos sea posible para conseguirlo.


    Solicitar el prospecto de información al público.

Localización

  • Disponible en:
  • Zestoretic
    Cuba
  • Idioma:
  • español

Otros datos

Estado

  • Fuente:
  • CECMED - Autoridad Reguladora de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos - Cuba
  • Número de autorización:
  • 1655
  • última actualización:
  • 10-05-2018

Ficha Técnica

RESUMEN DE LAS CARACTERÍSTICAS DEL PRODUCTO

Nombre del producto:

Zestoretic®

Forma farmacéutica:

Tableta

Fortaleza:

Presentación:

Estuche por 1 ó 2 blísteres de PVC/AL con 14 tabletas cada uno.

Titular del Registro Sanitario, país:

AZTRAZENECA U.K. LIMITED, LUTON, REINO UNIDO.

Fabricante, país:

ASTRAZENECA S.A. DE C.V., CIUDAD DE MÉXICO,

MÉXICO.

Número de Registro Sanitario:

1655

Fecha de Inscripción:

20 de abril de 2001

Composición:

Cada tableta contiene:

Hidroclorotiazida

Lisinopril

(equivalente a 21,77 mg de lisinopril

dihidratado)

12,50 mg

20,00 mg

Plazo de validez:

48 meses

Condiciones de almacenamiento:

Almacenar por debajo de 30 ºC.

Indicaciones terapéuticas:

Zestoretic está indicado para el tratamiento de la hipertensión leve a moderada cuando se

ha conseguido estabilizar al paciente con los dos componentes individuales en las mismas

proporciones.

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad al lisinopril, a alguno de los excipientes, o a cualquier otro inhibidor de la

enzima convertidora de la angiotensina.

Hipersensibilidad a la hidroclorotiazida o a otros derivados sulfonamídicos.

Edema angioneurótico hereditario o idiopático.

Segundo y tercer trimestres del embarazo.

Disfunción renal grave (depuración de creatinina ≤ 30 ml/min).

Anuria.

Disfunción hepática grave.

Administración concomitante con medicamentos que contienen aliskiren en pacientes con

diabetes mellitus (Tipo I o II) o con insuficiencia renal moderada a grave (TFG˂ 60

ml/min/1.73 m²).

Precauciones:

Ver advertencias.

Advertencias especiales y precauciones de uso:

Hipotensión sintomática

observado

raramente

hipotensión

sintomática

pacientes

hipertensos

complicaciones, aunque es más probable en caso de hipovolemia, p.ej. a causa de un

tratamiento diurético, una dieta hiposalina, diálisis, diarrea o vómitos o hipertensión renino

dependiente.

estos

pacientes

recomienda

medir

periódicamente,

intervalos

adecuados, las concentraciones séricas de electrolitos. En los pacientes que presentan un

mayor riesgo de hipotensión sintomática, el inicio del tratamiento y el ajuste de la dosis

deben efectuarse bajo estricta supervisión médica. Se requiere un cuidado particular al

administrar este tratamiento a pacientes con cardiopatía isquémica o enfermedad vascular

cerebral porque una caída excesiva de la presión arterial podría provocar un infarto de

miocardio o un accidente vascular cerebral.

En caso de hipotensión, el paciente debe colocarse en decúbito supino y, de ser necesario,

recibir una infusión intravenosa de solución fisiológica. Una respuesta hipotensiva pasajera

no constituye una contraindicación para la administración de nuevas dosis. Una vez que se

haya restaurado la presión arterial y el volumen sanguíneo, es posible reintroducir el

tratamiento con una dosis menor, o usar uno solo de los dos componentes.

Como otros vasodilatadores, la combinación de lisinopril e hidroclorotiazida debe emplearse

con precaución en pacientes con estenosis aórtica o miocardiopatía hipertrófica.

Disfunción renal

Los diuréticos tiazídicos pueden ser inadecuados en los pacientes con disfunción renal y son

ineficaces

cuando

depuración

creatinina

≤ 30 ml/min

decir,

caso

insuficiencia renal moderada o grave).

La combinación de lisinopril e hidroclorotiazida no debe administrarse a pacientes con

insuficiencia renal (depuración de creatinina ≤ 80 ml/min), a menos que el ajuste de la dosis

de los componentes individuales demuestre que el paciente necesita precisamente las dosis

contenidas en la tableta de esta asociación farmacológica.

En algunos pacientes con estenosis bilateral de las arterias renales o estenosis de la arteria

que irriga un riñón único, que recibieron un tratamiento con inhibidores de la enzima

convertidora de la angiotensina, se han observado elevaciones de la urea sanguínea y de la

creatinina sérica, generalmente reversibles al suspender el tratamiento. Esta reacción es

particularmente probable en pacientes con insuficiencia renal. En caso de hipertensión

renovascular concomitante existe un mayor riesgo de hipotensión grave y de insuficiencia

renal. En tales pacientes, el tratamiento debe iniciarse bajo estricta supervisión médica, con

dosis bajas y con un ajuste cuidadoso de la dosis. Ya que el tratamiento con diuréticos

podría contribuir a los efectos anteriores, la función renal vigilarse durante las primeras

semanas del tratamiento con la combinación de lisinopril e hidroclorotiazida.

Algunos pacientes hipertensos sin nefropatía preexistente aparente presentaron elevaciones

generalmente

leves

pasajeras

urea

sanguínea

creatinina

sérica

coadministrar el lisinopril con un diurético. Si esto sucede durante el tratamiento con la

combinación de lisinopril e hidroclorotiazida, éste debe suspenderse. El tratamiento puede

reintroducirse con una dosis menor, o bien puede ser adecuado usar uno de los dos

componentes individuales de la combinación.

Tratamiento diurético previo

El tratamiento diurético debe suspenderse de 2 a 3 días antes de empezar el tratamiento

con lisinopril/hidroclorotiazida y, si esto es imposible, el tratamiento debe iniciarse con una

dosis de 5 mg de lisinopril en monoterapia.

Trasplante renal

Dado que se carece de experiencia en pacientes sometidos recientemente a un trasplante

renal, Zestoretic no debe usarse en esta situación

Reacciones anafilactoides en pacientes hemodializados

El uso de la combinación de lisinopril e hidroclorotiazida no está indicado en pacientes

dializados debido a insuficiencia renal.

señalado

reacciones

anafilactoides

pacientes

hemodializados

(p.ej.

membranas de alto flujo AN 69 y durante la aféresis de lipoproteínas de baja densidad [LDL]

con sulfato de dextrano) y tratados concomitantemente con un inhibidor de la ECA. En estos

pacientes debe considerarse el uso de otro tipo de membrana de diálisis u otra clase de

antihipertensivo.

Reacciones anafilactoides durante la aféresis de lipoproteínas de baja densidad (LDL)

En raras ocasiones, pacientes tratados con inhibidores de la ECA durante la aféresis de

lipoproteínas de baja densidad (LDL) con sulfato de dextrano presentaron reacciones

anafilactoides potencialmente mortales. Estas reacciones pudieron evitarse suspendiendo

temporalmente el tratamiento con el inhibidor de la ECA antes de cada aféresis.

Disfunción hepática

Las tiazidas deben usarse con precaución en los pacientes con disfunción hepática o

hepatopatía progresiva ya que alteraciones aun pequeñas del equilibrio hidroelectrolítico

podrían precipitar un coma hepático (véase la sección 4.3). Se ha notificado muy raramente

el desarrollo de ictericia colestásica o hepatitis que progresa a necrosis fulminante y a veces

puede causar la muerte. Se desconoce el mecanismo subyacente de este síndrome. Los

pacientes tratados con lisinopril/hidroclorotiazida que desarrollan ictericia o una elevación

pronunciada

enzimas

hepáticas

deben

suspender

tratamiento

lisinopril/hidroclorotiazida y ser objeto de una supervisión médica adecuada.

Cirugía / anestesia

En los pacientes sometidos a cirugía mayor o durante la anestesia con agentes que

producen hipotensión, el lisinopril podría bloquear la formación de angiotensina II secundaria

a la liberación compensatoria de renina. La hipotensión debida a este mecanismo puede

corregirse mediante expansión del plasma.

Efectos metabólicos y endocrinos

Como el tratamiento con tiazidas e inhibidores de la ECA puede alterar la tolerancia a la

glucosa, puede ser necesario ajustar la dosis de los antidiabéticos, lo cual incluye la insulina.

En pacientes diabéticos tratados con antidiabéticos orales o con insulina, la glucemia debe

vigilarse estrictamente durante el primer mes de tratamiento con un inhibidor de la ECA.

Durante el tratamiento con tiazidas puede manifestarse una diabetes latente.

Los diuréticos tiazídicos podrían asociarse con aumentos del colesterol y de los triglicéridos.

Las tiazidas pueden precipitar hiperuricemia y/o gota en ciertos pacientes; sin embargo,

como el lisinopril puede elevar las concentraciones urinarias de ácido úrico, podría atenuar

el efecto hiperuricémico de la hidroclorotiazida.

Desequilibrio electrolítico

Como en todos los pacientes que reciben un tratamiento diurético, es preciso determinar

periódicamente las concentraciones séricas de electrolitos en intervalos adecuados.

Las tiazidas (incluida la hidroclorotiazida) pueden causar un desequilibrio hidroelectrolítico

(hipopotasemia, hiponatremia y alcalosis hipoclorémica). Los signos de un desequilibrio

hidroelectrolítico son: xerostomía, sed, debilidad, letargo, somnolencia, dolor o calambres

musculares,

cansancio

muscular,

hipotensión,

oliguria,

taquicardia

trastornos

gastrointestinales como nauseas p vómito. En climas cálidos puede ocurrir hiponatremia

dilucional

pacientes

edematosos.

hipocloremia

suele

leve

requiere

tratamiento. Se ha demostrado que las tiazidas aumentan la excreción urinaria de magnesio,

pudiendo provocar hipomagnesemia.

Las tiazidas pueden disminuir la excreción urinaria de calcio y causar una elevación leve e

intermitente

calcio

sérico.

hipercalcemia

marcada

puede

signo

hiperparatiroidismo oculto. Se debe interrumpir el tratamiento con tiazidas antes de efectuar

pruebas de la función paratiroidea.

Hipersensibilidad / Edema angioneurótico

notificado

casos

pocos

frecuentes

edema

angioneurótico

cara,

extremidades, los labios, la lengua, la glotis y/o la laringe en pacientes tratados con

inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina, incluido el lisinopril. Esto puede

suceder en cualquier momento durante el tratamiento. En tales casos, deberá suspenderse

rápidamente la administración de lisinopril y emprenderse un tratamiento y una supervisión

adecuados para garantizar la remisión completa de los síntomas antes de dar de alta al

paciente. Aun cuando el edema se limite a la lengua y no se observe disnea, puede ser

necesario mantener a los pacientes en observación prolongada ya que el tratamiento con

antihistamínicos y corticoides puede resultar insuficiente.

Muy raramente se han registrado casos mortales de edema angioneurótico acompañado de

edema de la laringe o la lengua. Los pacientes con edema de la lengua, la glotis o la laringe

pueden

presentar

obstrucción

vías

respiratorias,

sobre

todo

tienen

antecedentes de cirugía de las vías respiratorias. En tales casos debe administrarse

rápidamente

tratamiento

emergencia,

puede

incluir

administración

adrenalina y/o el Los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina provocan edema

angioneurótico con mayor frecuencia en los pacientes de raza negra que en los pacientes de

otras razas.

Los pacientes con antecedentes de edema angioneurótico sin relación con un inhibidor de la

ECA pueden estar expuestos a un mayor riesgo de edema angioneurótico al recibir un

inhibidor de la ECA.

Los pacientes tratados con tiazidas pueden presentar reacciones de hipersensibilidad,

tengan o no antecedentes de alergia o asma bronquial. Se han notificado casos de

exacerbación o activación del lupus eritematoso sistémico con las tiazidas.

Desensibilización

Algunos

pacientes

tratados

inhibidores

durante

tratamiento

desensibilización

(por

ejemplo,

veneno

himenópteros)

sufrieron

reacciones

anafilactoides. En estos mismos pacientes, estas reacciones se evitaron suspendiendo

temporalmente la administración de inhibidores de la ECA, pero reaparecieron cuando se

volvió a administrar accidentalmente el medicamento.

Neutropenia / Agranulocitosis

Se han notificado casos de neutropenia / agranulocitosis, trombocitopenia y anemia en

pacientes tratados con inhibidores de la ECA. En pacientes con una función renal normal y

sin otros factores de complicación, raramente se presenta neutropenia. La neutropenia y la

agranulocitosis son reversibles después de suspender la administración del inhibidor de la

ECA. El lisinopril debe emplearse con extrema precaución en caso de enfermedad vascular

del colágeno, tratamiento inmunosupresor, tratamiento con alopurinol o procainamida o una

combinación de estos factores de complicación, especialmente en caso de insuficiencia

renal preexistente. Algunos de estos pacientes desarrollaron infecciones graves que, en

algunos casos, no respondieron a un tratamiento antibiótico intensivo. Si se emplea el

lisinopril

tales

pacientes,

recomienda

vigilar

periódicamente

recuentos

leucocitos y dar instrucciones a los pacientes para que señalen cualquier signo de infección.

Raza

Los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina provocan edema angioneurótico

con mayor frecuencia en los pacientes de raza negra que en los pacientes de otras razas.

Como otros inhibidores de la ECA, el lisinopril puede ser menos eficaz para reducir la

presión arterial en los pacientes de raza negra que en los de otras razas, quizás por la

mayor prevalencia de sujetos con bajos niveles de renina en la población hipertensa de raza

negra

Se ha señalado tos con el uso de inhibidores de la ECA. Normalmente se trata de una tos

seca y persistente que desaparece después de la suspensión del tratamiento. La tos

inducida por los inhibidores de la ECA debe formar parte del diagnóstico diferencial de la

tos.

Litio

Generalmente no se recomienda combinar el litio con inhibidores de la ECA.

Pruebas antidopaje

La hidroclorotiazida contenida en este medicamento puede producir un resultado analítico

positivo en las pruebas antidopaje.

Embarazo

No debe iniciarse un tratamiento con inhibidores de la ECA durante el embarazo. Salvo si se

considera fundamental continuar un tratamiento de este tipo, las pacientes que prevén

embarazarse

deben

cambiar

antihipertensivos

alternativos

tengan

perfil

seguridad confirmado durante el embarazo. Si se detecta un embarazo, el tratamiento con

inhibidores

debe

suspenderse

inmediatamente

empezar

tratamiento

alternativo, cuando sea adecuado.

Bloqueo dual del sistema renina-angiotensina-aldosterona (SRRAA) con medicamentos que

contienen aliskiren.

El bloqueo dual del sistema renina-angiotensina-aldosterona al combinar lisinopriol con

aliskiren no está recomendado porque existe un alto riesgo de hipotensión, hipercalemia y

cambios en la función renal (véase Interacciones)

Efectos indeseables:

Se han observado y notificado las siguientes reacciones adversas durante el tratamiento con

lisinopril y/o hidroclorotiazida, con las siguientes frecuencias: muy frecuentes (

10%),

frecuentes (

1%, <10%), poco frecuentes (

0.1%, <1%), raras (

0.01%, <0.1%), muy raras

(<0.01%)

frecuencia

desconocida

puede

estimar

partir

datos

disponibles).

Las reacciones adversas más frecuentes consisten en tos, mareo, hipotensión y cefalea, que

pueden afectar entre el 1% y el 10% de los pacientes tratados. En los estudios clínicos, las

reacciones fueron generalmente leves y pasajeras y en la mayoría de los casos no fue

necesario suspender el tratamiento.

Lisinopril:

Trastornos de la sangre y del sistema linfático:

Raros

Disminuciones

hemoglobina,

Muy raros

disminuciones del hematocrito.

Depresión

medular

ósea,

anemia,

trombocitopenia, leucocitopenia, neutropenia,

agranulocitosis,

anemia

hemolítica,

linfadenopatía, enfermedad autoinmune.

Trastornos endocrinos

Raros

Secreción

inadecuada

hormona

antidiurética.

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Muy raros

Hipoglucemia.

Trastornos psiquiátricos

Poco

frecuentes

Raros

Alteraciones del humor, síntomas depresivos.

Confusión mental.

Trastornos del sistema nervioso

Frecuentes

Poco

frecuentes

Raros

Mareos, cefalea, síncope.

Parestesia, vértigo, disgeusia, trastornos del

sueño, alucinaciones.

Trastornos olfativos.

Trastornos cardiacos

Poco frecuentes

Infarto

miocardio

accidente

vascular

cerebral,

posiblemente

secundarios

hipotensión

excesiva

pacientes

alto

riesgo, palpitaciones, taquicardia.

Trastornos vasculares

Frecuentes

Poco frecuentes

Efectos ortostáticos (incluida hipotensión).

Fenómeno de Raynaud.

Trastornos respiratorios, torácicos y del mediastino

Frecuentes

Poco frecuentes

Muy raros

Rinitis.

Broncoespasmo,

sinusitis,

alveolitis

neumonía eosinofílica alérgicas.

Trastornos gastrointestinales

Frecuentes

Poco frecuentes

Raros

Muy raros

Diarrea, vómito.

Nausea, dolor abdominal e indigestión.

Xerostomía.

Pancreatitis, edema angioneurótico intestinal.

Trastornos hepatobiliares

Poco frecuentes

Muy raros

Elevación de las enzimas hepáticas y de la

bilirrubina.

Hepatitis

(hepatocelular

colestásica),

ictericia e insuficiencia hepática.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo

Poco frecuentes

Raros

Muy raros

Exantema, prurito.

Hipersensibilidad

edema

angioneurótico:

edema angioneurótico de cara, extremidades,

labios,

lengua,

glotis

laringe,

urticaria,

alopecia, psoriasis.

Diaforesis,

pénfigo,

necrólisis

epidérmica

tóxica,

síndrome

Stevens-Johnson,

eritema multiforme, pseudolinfoma cutáneo**.

Trastornos renales y urinarios

Frecuentes

Raros

Muy raros

Disfunción renal.

Uremia, insuficiencia renal aguda.

Oliguria / anuria.

Trastornos del aparato reproductor y de la mama

Poco frecuentes

Raros

Impotencia.

Ginecomastia.

Trastornos generales y afecciones en el sitio de administración

Poco frecuentes

Astenia, cansancio.

Exploraciones complementarias

Poco

frecuentes

Raros

Elevaciones

urea

sanguínea,

elevaciones

creatinina

sérica,

hiperpotasemia.

Hiponatremia.

* Se han notificado casos muy raros de desarrollo de hepatitis que progresa a insuficiencia

hepática en algunos pacientes. Los pacientes tratados con lisinopril/hidroclorotiazida que

presentan ictericia o una elevación pronunciada de las enzimas hepáticas deben suspender

tratamiento

lisinopril/hidroclorotiazida

objeto

supervisión

médica

adecuada.

** Se ha señalado un complejo que puede incluir uno o varios de los siguientes síntomas:

fiebre,

vasculitis,

mialgia,

artralgia

artritis,

anticuerpos

antinucleares

(ANA)

positivos,

aumento de la velocidad de sedimentación eritrocitaria (VSE), eosinofilia y leucocitosis.

Pueden presentarse exantema, fotosensibilidad u otras manifestaciones dermatológicas.

Hidroclorotiazida (frecuencia desconocida):

Infecciones e infestaciones

Sialadenitis.

Trastornos

de

la

sangre

y

del

sistema

linfático

Leucocitopenia,

neutropenia

agranulocitosis,

trombocitopenia,

anemia

aplásica,

anemia

hemolítica,

depresión

medular.

Trastornos del metabolismo y la nutrición

Anorexia,

hiperglucemia,

glucosuria,

hiperuricemia,

desequilibrio

electrolítico

(incluidas hiponatremia e hipopotasemia),

elevaciones

colesterol

triglicéridos, gota.

Trastornos psiquiátricos

Agitación,

depresión,

trastornos

sueño.

Trastornos del sistema nervioso

Pérdida

apetito,

parestesia,

aturdimiento.

Trastornos oculares

Xantopsia,

vista

borrosa

transitoria,

miopía

aguda

glaucoma

agudo

ángulo cerrado.

Trastornos del oído y del laberinto

Vértigo.

Trastornos cardiacos

Hipotensión ortostática.

Trastornos vasculares

Vasculitis necrosante (vasculitis, vasculitis

cutánea).

Trastornos

respiratorios,

torácicos

y

mediastínicos

Disnea

(incluidos

neumonitis

edema

pulmonar).

Trastornos gastrointestinales

Irritación gástrica, diarrea, estreñimiento,

pancreatitis.

Trastornos hepatobiliares

Ictericia

(ictericia

colestásica

intrahepática).

Trastornos

de

la

piel

y

del

tejido

subcutáneo

Reacciones

fotosensibilidad,

exantema,

reacciones

cutáneas

tipo

lupus eritematoso, reactivación de lupus

eritematoso cutáneo, urticaria, reacciones

anafilácticas, necrólisis epidérmica tóxica.

Trastornos

osteomusculares,

del

tejido

conjuntivo y óseos

Espasmo muscular, debilidad muscular.

Trastornos renal y urinarios

Disfunción renal, nefritis intersticial.

Trastornos generales

Fiebre, debilidad.

Informe de sospecha de reacciones adversas

informe

sospecha

reacciones

adversas

después

autorización

medicamento es importante. El mismo permite una monitorización continua del equilibrio

entre los beneficios y los riesgos del medicamento. Se solicita a los Profesionales de la

Salud informar cualquier sospecha de reacciones adversas.

Posología y método de administración:

Hipertensión idiopática

La dosis usual es de una tableta una vez al día. Como todos los medicamentos que se

administran una vez al día, Zestoretic debe tomarse cada día aproximadamente a la misma

hora.

En general, si esta dosis no permite alcanzar el efecto terapéutico deseado en un plazo de 2

a 4 semanas, puede aumentarse a dos tabletas una vez al día.

Insuficiencia renal

Los diuréticos tiazídicos pueden ser inadecuados en los pacientes con disfunción renal y son

ineficaces

cuando

depuración

creatinina

≤ 30 ml/min

decir,

caso

insuficiencia renal moderada o grave).

Zestoretic no debe usarse como tratamiento inicial en los pacientes con insuficiencia renal.

Zestoretic

puede

usarse

pacientes

depuración

creatinina

entre

30 y 80 ml/min, pero únicamente después de un ajuste progresivo de las dosis de los

componentes individuales. En la insuficiencia renal leve, la dosis inicial recomendada del

lisinopril en monoterapia es de 5 a 10 mg.

Tratamiento diurético previo

Puede ocurrir hipotensión sintomática después de la dosis inicial de Zestoretic, sobre todo

en los pacientes con hipovolemia o hiponatremia debida a un tratamiento previo con

diuréticos. El diurético debe suspenderse de 2 a 3 días antes de empezar el tratamiento con

Zestoretic y, si esto es imposible, el tratamiento debe empezar con una dosis de 5 mg de

lisinopril solo. No se han demostrado la inocuidad y la eficacia en niños.

Uso en pacientes de edad avanzada

No es necesario ajustar la dosis en pacientes de edad avanzada.

Según

estudios

clínicos

sobre

administración

concomitante

lisinopril

hidroclorotiazida, su eficacia y tolerabilidad fueron similares en pacientes hipertensos de

edad avanzada y en pacientes más jóvenes.

Las dosis diarias de lisinopril de 20 a 80 mg fueron igualmente eficaces en pacientes

hipertensos de edad avanzada (65 años o más) y pacientes más jóvenes. En los pacientes

hipertensos de edad avanzada, la monoterapia con el lisinopril fue tan eficaz para reducir la

presión arterial diastólica como la monoterapia con la hidroclorotiazida o el atenolol. Según

los estudios clínicos, la edad no influye en la tolerabilidad del lisinopril.

Uso pediátrico

No se han demostrado la inocuidad y la eficacia en niños.

Interacción con otros productos medicinales y otras formas de interacción:

Litio

Se han notificado elevaciones reversibles del litio sérico así como toxicidad durante la

coadministración de litio con inhibidores de la ECA. Los diuréticos y los inhibidores de la

ECA reducen la depuración renal de litio y plantean un riesgo elevado de toxicidad por litio.

Por lo tanto, no se recomienda combinar el lisinopril y la hidroclorotiazida con litio, pero si

esta combinación es necesaria, deberán vigilarse cuidadosamente las concentraciones

séricas de litio.

Suplementos de potasio, diuréticos ahorradores de potasio o sustitutos de sal a base de

potasio

Normalmente, el efecto ahorrador de potasio del lisinopril atenúa la pérdida de potasio

causada por los diuréticos tiazídicos. El uso de suplementos de potasio, ahorradores de

potasio o sustitutos de sal a base de potasio, sobre todo en pacientes con disfunción renal,

puede provocar un aumento importante del potasio sérico, sobre todo en los pacientes

diabéticos o con disfunción renal. Si se considera adecuada la coadministración de la

combinación de lisinopril e hidroclorotiazida con alguno de los productos anteriores, deben

usarse con precaución vigilando regularmente el potasio sérico (véase la sección 4.4).

Medicamentos que provocan taquicardia ventricular en entorchado (“torsades de pointes”)

Ante el riesgo de hipopotasemia, debe usarse con precaución la coadministración de

hidroclorotiazida

medicamentos

provocan

taquicardia

ventricular

entorchado

(“torsades

pointes”)

(p.ej.

algunos

antiarrítmicos,

algunos

antipsicóticos

otros

medicamentos que se sabe que pueden provocar taquicardia ventricular en entorchado).

Antidepresores tricíclicos / Antipsicóticos / Anestésicos

La coadministración de algunos anestésicos, antidepresores tricíclicos y antipsicóticos con

inhibidores de la ECA puede provocar una mayor reducción de la presión arterial.

Antiinflamatorios no esteroides (AINE) / Antirreumáticos

La administración crónica de AINE (inhibidores selectivos de la COX-2, ácido acetilsalicílico

3 g al día y AINE so selectivos) puede reducir el efecto antihipertensivo y diurético de los

inhibidores de la ECA y de los diurético tiazídicos. Los AINE y los inhibidores de la ECA

ejercen un efecto hiperpotasémico aditivo y muchos provocan un deterioro de la función

renal. Esto efecto suele ser reversible. Raramente puede presentarse insuficiencia renal

aguda,

especialmente

pacientes

función

renal

comprometida

tales

como

ancianos o pacientes deshidratados.

Se han notificado reacciones nitritoides (síntomas de vasodilatación que incluyen sofocos,

náuseas, mareos e hipotensión y que pueden llegar a ser muy graves) tras la administración

de oro inyectable (por ejemplo, aurotiomalato sódico), y estas reacciones han sido más

frecuentes en pacientes tratados con inhibidores de la ECA.

Simpaticomiméticos

Los simpaticomiméticos pueden reducir los efectos antihipertensivos de los inhibidores de la

ECA.

Otros antihipertensivos

Cuando lisinopril e hidroclorotiazida es combinado con otros agentes antihipertensivos (por

ej., trinitrato de glicerilo, otros nitratos, u vasodilatadores), se pueden presentar descensos

adicionales en la presión arterial.

La combinación de lisinopril con medicamentos que contiene aliskiren debe evitarse ( véase

Contraindicaciones y Advertencias y precauciones especiales de uso).

Antidiabéticos

Los estudios epidemiológicos han sugerido que la coadministración de inhibidores de la ECA

medicamentos

antidiabéticos

(insulinas,

hipoglucemiantes

orales) puede

potenciar

efecto hipoglucemiante y aumentar el riesgo de hipoglucemia. Este fenómeno parece más

probable durante las primeras semanas del tratamiento combinado y en los pacientes con

disfunción renal.

Anfotericina B (vía parenteral), carbenoxolona, corticoesteroides, corticotropina (ACTH) o

laxantes estimulantes

hidroclorotiazida

puede

intensificar

desequilibrio

electrolítico,

particular

hipopotasemia.

Sales cálcicas

Cuando se coadministran con diuréticos tiazídicos, las concentraciones séricas de calcio

sérico pueden aumentar debido a la disminución de la excreción.

Glucósidos cardiacos

Existe un mayor riesgo de intoxicación por digitálicos asociada con la hipopotasemia

provocada por las tiazidas.

Colestiramina y colestipol

Estos medicamentos pueden retrasar o reducir la absorción de la hidroclorotiazida. Por lo

tanto, los diuréticos sulfonamídicos deben tomarse al menos 1 hora antes o 4-6 horas

después de la ingestión de estos fármacos.

Relajantes musculares no despolarizantes (p.ej. cloruro de tubocurarina)

La hidroclorotiazida puede potenciar el efecto de estos medicamentos.

Trimetoprima

La administración concomitante de inhibidores

tiazidas

trimetoprina

aumenta el riesgo de hiperpotasemia.

Sotalol

hipopotasemia

provocada

tiazidas

puede

aumentar

riesgo

arritmia

provocada por el sotalol.

Alopurinol

La administración concomitante de inhibidores de la ECA y de alopurinol aumenta el riesgo

de lesiones renales y puede aumentar el riesgo de leucocitopenia.

Ciclosporina

La coadministración de inhibidores de la ECA y ciclosporina aumenta el riesgo de lesiones

renales y de hiperpotasemia.

Lovastatina

coadministración

inhibidores

lovastatina

aumenta

riesgo

hiperpotasemia.

Citostáticos, inmunosupresores, procainamida

La coadministración de inhibidores de la ECA con estos medicamentos puede aumentar el

riesgo de leucocitopenia.

Uso en Embarazo y lactancia:

Embarazo

No se recomienda el uso de inhibidores de la ECA durante el primer trimestre del embarazo.

Los inhibidores de la ECA están contraindicados durante el segundo y tercer trimestre de

embarazo.

No han sido concluyentes los datos epidemiológicos sobre el riesgo de efectos teratógenos

tras la exposición a inhibidores de la ECA durante el primer trimestre de embarazo; sin

embargo, no puede descartarse un pequeño aumento del riesgo. Salvo si se considera

fundamental continuar el tratamiento con un inhibidor de la ECA, las pacientes que prevén

embarazarse

deben

cambiar

antihipertensivos

alternativos

tengan

perfil

seguridad confirmado durante el embarazo. Si se detecta un embarazo, el tratamiento con

inhibidores

debe

suspenderse

inmediatamente

empezar

tratamiento

alternativo, cuando sea adecuado.

Se sabe que la exposición prolongada a un inhibidor de la ECA durante el segundo y tercer

trimestres del embarazo provoca fetotoxicidad humana (disminución de la función renal,

oligohidramnios, retraso de la osificación del cráneo) y toxicidad neonatal (insuficiencia

renal,

hipotensión,

hiperpotasemia).

(Véase

también

sección “Datos

toxicidad

preclínica”). En caso de exposición a inhibidores de la ECA desde el segundo trimestre del

embarazo en adelante, se recomienda efectuar ecografías de la función renal y del cráneo.

Los bebés de mujeres que han tomado inhibidores de la ECA deben ser objeto de una

estricta observación para detectar una posible hipotensión.

Hidroclorotiazida:

Se dispone de escasa experiencia sobre la utilización de la hidroclorotiazida durante el

embarazo,

particular

durante

primer

trimestre.

estudios

animales

insuficientes.

La hidroclorotiazida atraviesa la barrera placentaria. Basándose en el modo de acción

farmacológico de la hidroclorotiazida, su utilización durante el segundo y tercer trimestres

del embarazo puede comprometer la perfusión fetoplacentaria y causar efectos fetales y

neonatales como ictericia, trastornos del equilibrio electrolítico y trombocitopenia.

hidroclorotiazida

debe

usarse

para

tratamiento

edemas

gestacionales,

hipertensión gestacional o preeclampsia porque se asocia con un riesgo de disminución del

volumen plasmático y de hipoperfusión placentaria, sin ejercer un efecto favorable en la

evolución de la enfermedad.

La hidroclorotiazida no debe utilizarse para el tratamiento de la hipertensión en mujeres

embarazadas, salvo en raras ocasiones en las que no puede emplearse ningún otro

tratamiento.

Lactancia

No se recomienda el uso de la combinación de lisinopril e hidroclorotiazida durante la

lactancia dado que se carece de información al respecto; son preferibles tratamientos

alternativos que tengan un perfil de seguridad confirmado durante la lactancia, en particular

si se trata de un recién nacido o un prematuro.

Efectos sobre la conducción de vehículos/maquinarias:

Como otros antihipertensivos, la combinación de lisinopril e hidroclorotiazida puede tener un

efecto leve a moderado en la capacidad para conducir y utilizar máquinas. Esto ocurre sobre

todo al principio del tratamiento, al modificar la dosis o al combinar el medicamento con

alcohol, aunque estos efectos dependen de la predisposición de cada individuo. (Se debe

tener en cuenta que al conducir o utilizar máquinas pueden presentarse mareo o cansancio).

Sobredosis:

Sólo existen datos limitados sobre casos de sobredosis en seres humanos. Los síntomas de

sobredosis de inhibidores de la ECA pueden abarcar hipotensión, choque circulatorio,

trastornos

electrolíticos,

insuficiencia

renal,

hiperventilación,

taquicardia,

palpitaciones,

bradicardia, mareo, ansiedad y tos.

El tratamiento recomendado para una sobredosis consiste en la infusión intravenosa de

solución fisiológica normal. En caso de hipotensión, el paciente debe colocarse en decúbito

supino. También puede considerarse un tratamiento con angiotensina II (por infusión) y/o

catecolaminas (por vía intravenosa), si están disponibles. En caso de ingesta reciente, tomar

medidas para favorecer la eliminación del lisinopril (por ejemplo, emesis, lavado gástrico,

administración de absorbentes y sulfato de sodio). El lisinopril puede eliminarse de la

circulación general por hemodiálisis. La colocación de un marcapasos está indicada en caso

de bradicardia refractaria al tratamiento. Es preciso vigilar frecuentemente los signos vitales

y las concentraciones séricas de electrolitos y de creatinina.

Los demás síntomas de una sobredosis de hidroclorotiazida son: diuresis excesiva, nivel de

conciencia

disminuido

(incluido

coma),

convulsiones,

paresia,

arritmias

cardiacas

insuficiencia renal.

La bradicardia o las reacciones vagales importantes deben tratarse con atropina.

Si también se han administrado digitálicos, la hipopotasemia puede acentuar las arritmias

cardiacas.

Propiedades farmacodinámicas:

Zestoretic es una asociación farmacológica de dosis fijas que contiene lisinopril, un inhibidor

enzima

convertidora

angiotensina

(ECA),

hidroclorotiazida,

diurético

tiazídico. Los dos componentes tienen modos de acción complementarios y ejercen un

efecto antihipertensivo aditivo.

Lisinopril

Mecanismo de acción

El lisinopril es un inhibidor de la peptidildipeptidasa. Inhibe la enzima convertidora de la

angiotensina

(ECA)

cataliza

conversión

angiotensina

péptido

vasoconstrictora, angiotensina II. La angiotensina II también estimula la secreción de

aldosterona por la corteza suprarrenal. La inhibición de la ECA conduce a una disminución

concentraciones

angiotensina

resulta

menor

actividad

vasopresora y una reducción de la secreción de aldosterona. Esta última reducción puede

conducir a un aumento de la concentración sérica de potasio.

Efectos farmacodinámicos

Se considera que el mecanismo principal por el que el lisinopril reduce la presión arterial es

la supresión del sistema de renina-angiotensina-aldosterona; sin embargo, también ejerce

efectos antihipertensivos en pacientes hipertensos con bajos niveles de renina. La ECA es

idéntica a la cininasa II, una enzima que descompone la bradicinina. Falta determinar si el

aumento de las concentraciones de bradicinina, un potente péptido vasodilatador, tiene

algún papel en los efectos terapéuticos del lisinopril.

Hidroclorotiazida

La hidroclorotiazida es un diurético y un antihipertensivo; afecta el mecanismo tubular renal

distal de reabsorción de electrolitos y aumenta la excreción de sodio y cloruro en grados

aproximadamente equivalentes. La natriuresis puede acompañarse de una cierta pérdida de

potasio y bicarbonato. Se desconoce el mecanismo del efecto antihipertensivo de las

tiazidas, las cuales normalmente no afectan la presión arterial normal.

Propiedades

farmacocinéticas

(Absorción,

distribución,

biotransformación,

eliminación):

La coadministración del lisinopril y la hidroclorotiazida no afecta (o sólo muy poco) la

biodisponibilidad

fármacos.

tableta

contiene

asociación

bioequivalente a la administración concomitante de los dos compuestos por separado.

Lisinopril

Absorción

Después de la administración oral del lisinopril, las concentraciones séricas máximas se

alcanzan en un plazo de aproximadamente 7 horas, aunque en pacientes con un infarto de

miocardio agudo se observó una tendencia a una ligera prolongación del tiempo necesario

para alcanzar las concentraciones séricas máximas. Según la recuperación urinaria, la

absorción media del lisinopril es de un 25%, con una variabilidad entre pacientes del 6 al

dosis

examinadas

(5-80 mg).

biodisponibilidad

absoluta

aproximadamente un 16% menor en los pacientes con insuficiencia cardiaca.

La presencia de alimentos no afecta la absorción del lisinopril.

Distribución

El lisinopril no parece unirse a otras proteínas séricas aparte de la enzima convertidora de

angiotensina (ECA) circulante.

estudios

ratas

indican

lisinopril

atraviesa

poco

barrera

hematoencefálica.

Eliminación

El lisinopril no se metaboliza y el fármaco absorbido se excreta totalmente en forma intacta

en la orina.

Con la administración repetida, el lisinopril tiene una vida media de acumulación efectiva de

12.6 horas. La depuración del lisinopril en sujetos sanos es de aproximadamente 50

ml/minuto. La disminución de las concentraciones séricas pasa por una fase terminal

prolongada que no contribuye a la acumulación del medicamento. Esta fase terminal

representa probablemente la unión saturable a la ECA y no es proporcional a la dosis.

Disfunción hepática

La disfunción hepática en pacientes cirróticos produjo una reducción de la absorción del

lisinopril (alrededor del 30% según la recuperación urinaria), pero un aumento de la

exposición

(aproximadamente

50%)

respecto

sujetos

sanos

debido

disminución de la depuración.

Disfunción renal

En caso de disfunción renal disminuye la eliminación del lisinopril que se excreta por vía

renal, pero esta disminución sólo cobra importancia clínica cuando la velocidad de filtración

glomerular es inferior a 30 ml/minuto.

Tabla 1. Parámetros farmacocinéticos del lisinopril tras la administración de una dosis

repetida de 5 mg, en función del grado de disfunción renal de los pacientes

Función

renal

(depuración

de

C

max

(ng/ml)

T

max

(horas)

ABC

(0-24

horas)

t

1/2

(horas)

creatinina)

n

(ng/h/ml)

> 80 ml/min

40.3

492 ± 172

6.0 ± 1.1

30-80 ml/min

36.6

555 ± 364

11.8 ± 1.9

5-30 ml/min

106.7

2228 ± 938

19.5 ± 5.2

Con una depuración de creatinina de 30 a 80 ml/minuto, la media del área bajo la curva de

concentraciones plasmáticas en función del tiempo (ABC) aumentó sólo un 13%, mientras

que se observó un aumento de 4-5 veces del ABC media con una depuración de creatinina

de 5 a 30 ml/minuto.

lisinopril

puede

eliminarse

diálisis.

Durante

horas

hemodiálisis,

concentraciones plasmáticas de lisinopril disminuyeron un 60% en promedio, con una

depuración dialítica de 40 a 55 ml/minuto.

Insuficiencia cardiaca

Los pacientes con insuficiencia cardiaca presentan una mayor exposición al lisinopril que los

sujetos sanos (aumento medio del ABC del 125%), pero basándose en la recuperación

urinaria de lisinopril, la absorción disminuye aproximadamente un 16% frente a sujetos

sanos.

Ancianos

Los ancianos presentan mayores concentraciones sanguíneas y valores más elevados del

área bajo la curva de concentraciones plasmáticas en función del tiempo que los sujetos

jóvenes (aumento de aproximadamente un 60%).

Hidroclorotiazida

Al seguir las concentraciones plasmáticas por un periodo de al menos 24 horas, se ha

observado que la vida media plasmática varía entre 5.6 y 14.8 horas.

Al menos el 61% de la dosis se elimina en forma intacta en un plazo de 24 horas. Después

de la administración oral, la diuresis de la hidroclorotiazida empieza en un plazo de 2 horas,

alcanza su máximo en aproximadamente 4 horas y dura de 6 a 12 horas.

La hidroclorotiazida atraviesa la barrera placentaria pero no la barrera hematoencefálica.

Instrucciones de uso, manipulación y destrucción del remanente no utilizable del

producto:

No se requieren precauciones especiales.

Fecha de aprobación/ revisión del texto: 31 de Marzo de 2017.

  • El prospecto de información de este producto no está disponible actualmente, puede enviar una petición a nuestro servicio al cliente y le notificaremos tan pronto como nos sea posible para conseguirlo.

    Solicitar el prospecto de información al público.



  • Los documentos en otros idiomas están disponibles aquí