Somatuline Autogel

Información principal

  • Denominación comercial:
  • Somatuline Autogel 90 mg
  • Dosis:
  • 90 mg/ cada jeringuilla prellenada
  • formulario farmacéutico:
  • Solución para inyección de liberación prolongada SC profunda
  • Usar para:
  • Humanos
  • Tipo de medicina:
  • medicamento alopático

Documentos

  • para el público en general:
  • El prospecto de información de este producto no está disponible actualmente, puede enviar una petición a nuestro servicio al cliente y le notificaremos tan pronto como nos sea posible para conseguirlo.


    Solicitar el prospecto de información al público.

Localización

  • Disponible en:
  • Somatuline  Autogel  90 mg
    Cuba
  • Idioma:
  • español

Otros datos

Estado

  • Fuente:
  • CECMED - Autoridad Reguladora de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos - Cuba
  • Número de autorización:
  • m10183h01
  • última actualización:
  • 10-05-2018

Ficha Técnica

RESUMEN DE LAS CARACTERÍSTICAS DEL PRODUCTO

Nombre del producto:

Somatuline® Autogel® 90 mg

(lanreotida)

Forma farmacéutica:

Solución para inyección de liberación prolongada SC profunda

Fortaleza:

90 mg/ cada jeringuilla prellenada

Presentación:

Estuche por una jeringuilla de PP prellenada con 0,5 mL.

Titular del Registro Sanitario, país:

IPSEN PHARMA, BOULOGNE-BILLANCOURT, FRANCIA.

Fabricante, país:

IPSEN PHARMA BIOTECH, SIGNES, FRANCIA.

Número de Registro Sanitario:

M-10-183-H01

Fecha de Inscripción:

30 de noviembre de 2010

Composición:

Cada jeringuilla prellenada contiene:

lanreotida

(eq. a 113,6 mg de acetato de

lanreotida)

* Para una concentración de

lanreotida en la solución

sobresaturada de 24, 6 % p/p.

95,4 mg *

Ácido acético glacial

Agua para inyección

Plazo de validez:

24 meses

Condiciones de almacenamiento:

Almacenar de 2 a 8 °C. No congelar.

Indicaciones terapéuticas:

Clasificación ATC: H01CB: Somatostatina y análogos - H01CB03: Lanreotida.

Grupo Farmacoterapéutico: inhibidores de la hormona del crecimiento.

Tratamiento de pacientes con acromegalia en los que el tratamiento quirúrgico y/o la aplicación de

radioterapia (tratamientos convencionales) son inadecuados o ineficaces.

Tratamiento

síntomas

clínicos

asociados

tumores

neuroendocrinos

(tumores

carcinoides, VIPomas: tumor endocrino péptido intestinal vasoactivo, gastrinomas, glucagonomas,

insulinomas), en pacientes adultos.

Tratamiento

tumores

neuroendocrinos

gastroenteropancreáticos

(GEP-NETs)

grado

subconjunto del grado 2 (índice de Ki-67 hasta el 10%); del intestino medio, pancreáticos o de

origen desconocido si los sitios del intestino posterior han sido excluidos, en pacientes adultos con

enfermedad

metastásica

localmente

avanzada

resecable.

(Ver

Propiedades

Farmacodinámicas).

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad a Lanreotida, a los péptidos relacionados o a cualquiera de los excipientes de

Somatuline® Autogel®.

Precauciones:

Lanreotida puede reducir la motilidad de la vesícula biliar y conllevar a la formación de cálculos

biliares. Por lo tanto, se debe supervisar periódicamente a los pacientes. La litiasis biliar, es

generalmente asintomática, por lo tanto, se recomienda realizar una ecografía de la vesícula antes

de iniciar el tratamiento y periódicamente cada seis meses, de ahí en adelante, en tratamientos

prolongados. Los cálculos sintomáticos deben tratarse según lo indicado clínicamente.

Los estudios de farmacología animal y humana demuestran que Lanreotida, como la somatostatina

y sus análogos, inhibe la secreción de insulina y de glucagón. Por lo tanto, los pacientes tratados

con Somatuline® Autogel® pueden experimentar hipoglucemia o hiperglucemia. Los niveles de

glucosa en sangre deben monitorearse de manera estricta cuando se inicia el tratamiento con

Lanreotida o cuando se modifica la dosis. En pacientes diabéticos no insulino-dependientes, debe

realizarse un monitoreo estricto de la glucemia durante el tratamiento. En los pacientes diabéticos

insulino-dependientes, los requerimientos de insulina se pueden reducir (inicialmente un 25%) y

luego la dosis debe ser ajustada según corresponda, de acuerdo con los niveles de glucemia.

Se han observado disminuciones leves de la función tiroidea durante el tratamiento con lanreotida

en pacientes con acromegalia, si bien el hipotiroidismo clínico es poco común (<1%). Se deben

realizar exámenes de la función tiroidea cuando se indique clínicamente.

Advertencias especiales y precauciones de uso:

En pacientes con problemas cardíacos subyacentes, Lanreotida puede llevar a una disminución de

la frecuencia cardíaca sin alcanzar necesariamente el umbral de la bradicardia (<60 latidos por

minuto) en pacientes con un problema cardíaco subyacente. En pacientes que sufrían de trastornos

cardíacos antes de iniciar la administración de Lanreotida, puede presentarse bradicardia sinusal y

por lo tanto debe controlarse la frecuencia cardíaca. Se debe tener cuidado al iniciar el tratamiento

en pacientes con bradicardia.

Si se aumenta la esteatorrea durante el tratamiento, es aconsejable complementarlo con extractos

pancreáticos.

Efectos indeseables:

Los efectos indeseados informados por pacientes con acromegalia y GEP-NET tratados con

Lanreotida en estudios clínicos se listan según el correspondiente sistema de órganos corporales

de acuerdo a la siguiente clasificación: Muy comunes (≥1/10); comunes (≥1/100 a <1/10); poco

comunes (≥1/1.000 a <1/100).

Las reacciones adversas a medicamentos más comúnmente esperadas tras el tratamiento con

lanreotida son los trastornos gastrointestinales (los que más suelen informarse son diarrea y dolor

abdominal, usualmente leves o moderados y transitorios), colelitiasis (generalmente asintomática) y

reacciones en el sitio de inyección (dolor, nódulos e induración).

El perfil de efectos indeseados es similar para todas las indicaciones.

Investigaciones complementarias:

Comunes:

ALAT

elevada*,

ASAT

anormal*,

ALAT

anormal*,

bilirrubina

sanguínea

elevada*,

glucemia

elevada*,

hemoglobina

glicosilada

elevada,

peso

disminuido,

enzimas

pancreáticas

disminuidas**.

Poco comunes: ASAT elevada*, fosfatasa alcalina sanguínea elevada*, bilirrubina sanguínea

anormal*, sodio sanguíneo disminuido*.

Trastornos cardíacos

Comunes: Bradicardia sinusal*.

Trastornos del sistema nervioso

Comunes: Mareos, dolor de cabeza, letargia**.

Trastornos gastrointestinales

Muy comunes: Diarrea, heces blandas*, dolor abdominal

Comunes: Náuseas, vómitos, estreñimiento, flatulencia, distensión intestinal, malestar abdominal,

dispepsia, esteatorrea**.

Poco comunes: Heces decoloradas*

Experiencia de seguridad post-comercialización (Frecuencia desconocida): Pancreatitis.

Trastornos de la piel y de tejidos subcutáneos

Comunes: Alopecia, hipotricosis*

Trastornos del metabolismo y de la nutrición

Comunes: Hipoglucemia*, apetito disminuido**, hiperglucemia, diabetes mellitus.

Trastornos vasculares:

Poco comunes: Sofocos*.

Trastornos generales y afecciones del sitio de administración

Comunes: Astenia, Fatiga, reacciones en el sitio de inyección (dolor, masa, induración, nódulo,

prurito)

Trastornos hepatobiliares

Muy comunes: Colelitiasis

Comunes: Dilatación biliar*

Trastornos psiquiátricos:

Poco comunes: Insomnio*

Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo

Comunes: Dolor musculoesquelético**, mialgia*

Trastornos del sistema inmunológico

Experiencia de seguridad post-comercialización (Frecuencia desconocida): Reacciones alérgicas

(incluyendo angioedema, anafilaxis, hipersensibilidad).

*con base en un conjunto de estudios realizados con pacientes acromegálicos.

**con base en un conjunto de estudios realizados con pacientes con GEP-NET.

Posología y método de administración:

Las jeringas prellenadas de Somatuline® Autogel® están disponibles en concentraciones de dosis

de 60 mg, 90 mg, y 120 mg.

Tratamiento de la acromegalia:

La dosis recomendada inicial es de 60 a 120 mg, administrados cada 28 días.

En general, en los pacientes tratados anteriormente con SOMATULINA 30 mg con una dosis cada

14 días, la dosis inicial de SOMATULINA AUTOGEL debe ser de 60 mg cada 28 días, y en los

pacientes tratados anteriormente con SOMATULINA 30 mg con una dosis cada 10 días, la dosis

inicial de SOMATULINA AUTOGEL debe ser 90 mg cada 28 días. Alternativamente, los pacientes

bien controlados con SOMATULINA 30 mg cada 14 días pueden ser tratados con SOMATULINA

AUTOGEL 120 mg cada 56 días y los pacientes bien controlados con SOMATULINA 30 mg cada

10 días pueden ser tratados con SOMATULINA AUTOGEL 120 mg cada 42 días. A partir de ahí, la

dosis debe ser calculada para cada individuo dependiendo de la respuesta del paciente (evaluada

por la mejora de los síntomas y/o la reducción de los niveles de GH y/o IGF1).

Si no se alcanza la respuesta deseada, la dosis puede aumentarse a 120 mg cada 28 días.

La dosis puede reducirse si se obtiene el control total de los parámetros clínicos (niveles de GH por

debajo de 1 ng/mL, niveles normales de IGFI y desaparición de los síntomas).

El médico determinará la frecuencia con que deben controlarse los síntomas y los niveles de GH e

IGFI, dependiendo de la condición clínica del paciente. Si el paciente está esperando por una

cirugía, el régimen de administración es de una inyección subcutánea profunda de SOMATULINA

AUTOGEL 90 mg cada 28 días.

En pacientes bien controlados con Lanreotida, Somatuline Autogel 120 mg se puede administrar

cada 42 ó 56 días. Por ejemplo, los pacientes bien controlados con Somatuline Autogel 60 mg

inyectado cada 28 días, pueden ser tratados con Somatuline Autogel 120 mg cada 56 días y los

pacientes bien controlados con Somatuline Autogel 90 mg inyectado cada 28 días, pueden ser

tratados con Somatuline Autogel 120 mg cada 42 días.

Tratamiento de los síntomas clínicos asociados con tumores neuroendocrinos:

La dosis inicial recomendada es de 60 a 120 mg administrados cada 28 días. La dosis se ajustará

según la mejoría observada.

Tratamiento

tumores

neuroendocrinos

gastroenteropancreáticos

pacientes

adultos

enfermedad metastásica o localmente avanzada no resecable:

La dosis recomendada de Somatuline Autogel es una inyección de 120 mg administrada cada 28

días. El tratamiento con Somatuline Autogel debe continuar tanto como se necesite para el control

del tumor.

Pacientes con insuficiencia hepática:

En pacientes con insuficiencia renal o hepática no se necesita ningún ajuste de dosis, debido al

amplio rango terapéutico de la lanreotida (vea Propiedades farmacocinéticas).

Pacientes de edad avanzada:

En ancianos, no es necesario ajustar la dosis debido a la amplia margen terapéutica de la

lanreotida (vea Propiedades farmacocinéticas).

Niños y adolescentes.

No se recomienda el uso de la Somatuline® Autogel® en niños o adolescentes debido a la falta de

datos de seguridad y eficacia.

Forma de Administración

Somatuline® Autogel® debe ser inyectada por vía subcutánea profunda en el cuadrante superior

externo del glúteo por profesionales de la salud. Para los pacientes tratados por acromegalia o por

síntomas asociados con NET que reciben dosis estables de Somatuline® Autogel® y luego de una

capacitación apropiada por parte de profesionales de la salud, el producto puede ser administrado

ya sea por vía subcutánea profunda en la parte externa superior del muslo por el paciente o bien

vía subcutánea

profunda

cuadrante externo superior

muslo por

una persona

capacitada.

La decisión de la administración por parte del paciente o de una persona capacitada debe ser

adoptada por el profesional de la salud. Independientemente del sitio, no debe pellizcarse la piel y

la aguja de la inyección debe insertarse rápida y totalmente, en forma perpendicular a la piel. El

sitio de la inyección se debe alternar entre el lado derecho y el izquierdo.

INSTRUCCIONES DE USO

POR FAVOR, LEA TODAS LAS INSTRUCCIONES DETENIDAMENTE ANTES DE COMENZAR A

APLICAR LA INYECCIÓN.

SOMATULINE® AUTOGEL® se suministra en una jeringa prellenada lista para su uso con un

sistema

automático

seguridad

bloquea

aguja

automáticamente

después

administración del producto, para evitar posibles pinchazos después de su utilización.

Retire

SOMATULINE®

AUTOGEL®

refrigerador

minutos

antes

administración.

Mantener

sobre

cerrado

hasta el momento de aplicar la inyección.

2. Antes de abrir el sobre, compruebe que

esté intacto y que el medicamento no haya

vencido.

fecha

vencimiento

está

impresa en la caja de cartón externa y en el

sobre.

NO UTILIZAR SI EL MEDICAMENTO ESTÁ

VENCIDO

SOBRE

PROTECTOR

ESTÁ DAÑADO DE ALGUNA MANERA.

3. Lávese las manos y asegúrese de disponer

de un espacio despejado para la preparación.

Abra

sobre

saque

jeringa

prellenada.

5. Seleccione un sitio de inyección:

5.a. El cuadrante superior externo del glúteo

(si la inyección la aplica un profesional de la

salud

persona

previamente

capacitada), o

5.b. La parte superior externa del muslo (en

caso

usted

mismo

aplique

inyección).

• Alterne el sitio de la inyección entre el lado

derecho y el lado izquierdo cada vez que

reciba

inyección

SOMATULINE®

AUTOGEL®.

Desinfecte el sitio de la inyección sin

frotar la piel.

Gire y quite el protector del émbolo y

deséchelo.

8. Retire la tapa de la aguja y deséchela.

9. Mantener la piel tirante alrededor del sitio

de la inyección utilizando el pulgar y el índice.

Sin plegar ni presionar la piel en el sitio de la

inyección,

inserte rápidamente

la aguja

toda

longitud

(inyección

subcutánea

profunda), de forma perpendicular a la piel.

10. Inyecte el fármaco lentamente. Suelen ser

necesarios 20 segundos.

Inyectar toda la dosis hasta que el émbolo

llegue hasta el final. En este punto, usted oirá

un “click”.

Nota: mantenga la presión sobre el émbolo

con el pulgar para evitar la activación del

sistema

automático

seguridad.

11. Sin dejar de presionar el émbolo con el

pulgar, retire la aguja del sitio de la inyección

Luego

deje

presionar

sobre

émbolo.

aguja

retraerá

automáticamente dentro de la funda donde

quedará bloqueada en forma permanente.

13. Aplique una leve presión en el sitio de la

inyección con un algodón seco o una gasa

estéril para evitar un posible sangrado. No

frotar

masajear

sitio

inyección

después de la administración.

14. Deseche la jeringa utilizada de acuerdo

instrucciones

médico

personal sanitario. NO arroje el dispositivo a

la basura.

Cualquier producto no usado o material de

desecho debe desecharse según las

exigencias locales.

Interacción con otros productos medicinales y otras formas de interacción:

Los efectos farmacológicos gastrointestinales de Somatuline® Autogel® pueden ocasionar

reducción

absorción

intestinal

medicamentos

administrados

forma

concomitante.

administración

concomitante

ciclosporina

Lanreotida

puede

disminuir

biodisponibilidad relativa de la ciclosporina, por lo tanto se puede necesitar el ajuste de la

dosis de ciclosporina para mantener los niveles terapéuticos.

Las interacciones con compuestos altamente unidos al plasma son poco probables teniendo

en cuenta la unión moderada de la lanreotida a las proteínas séricas (media de 78% de

unión sérica). Los datos publicados limitados indican que la administración concomitante de

análogos

somatostatina

bromocriptina

puede

aumentar

disponibilidad

bromocriptina.

administración

concomitante

fármacos

induzcan

bradicardia

(p.ej.,

betabloqueadores) puede tener un efecto aditivo en la reducción leve de la frecuencia

cardíaca

asociada

lanreotida.

Puede

necesario

ajustar

dosis

tales

medicamentos concomitantes.

Los datos publicados limitados indican que los análogos de la somatostatina podrían reducir

la depuración metabólica de los compuestos conocidos por ser metabolizados por las

enzimas del citocromo P450, lo cual puede deberse a la supresión de la hormona de

crecimiento. Dado que no puede descartarse que la lanreotida pueda tener este efecto, otros

productos medicinales principalmente metabolizados por CYP3A4 y que tienen un bajo

índice

terapéutico

(por

ejemplo,

quinidina,

terfenadina)

deben

utilizarse

entonces

precaución.

Uso en Embarazo y lactancia:

Embarazo

Datos pre-clínicos:

Los estudios en animales no mostraron evidencias de efectos teratogénicos asociados a la

lanreotida durante la organogénesis. En ratas hembras se ha observado reducción de la

fertilidad, debido a la inhibición de la secreción de GH a dosis que exceden las dosis

terapéuticas alcanzadas en humanos.

Datos clínicos:

Los datos de un número limitado de embarazos expuestos al medicamento no indican

efectos adversos de la lanreotida en el embarazo ni en la muerte del feto o neonato. Hasta

la fecha, no se dispone de otros datos epidemiológicos relevantes.

No existen datos adecuados con respecto al uso de Lanreotida en mujeres embarazadas.

Los estudios realizados en animales han demostrado mayor pérdida pre y post-implante

pero no hay evidencia de efectos teratogénicos asociados con Lanreotida durante la

organogénesis. Se desconoce el riesgo potencial para humanos.

Ya que los estudios en animales no siempre predicen la respuesta humana, la lanreotida

debe administrarse a mujeres embarazadas solo si es claramente necesaria y quedará a

discreción del médico tratante la evaluación del riesgo-beneficio.

Lactancia

No se sabe si la lanreotida se excreta a través de la leche materna. Por lo tanto las mujeres

tratadas con Lanreotida no deben amamantar.

Efectos sobre la conducción de vehículos/maquinarias:

Aunque no se ha determinado ningún efecto en la capacidad de conducir y usar maquinaria,

sí se han informado mareos con SOMATULINA Autogel. Si un paciente está afectado,

él/ella no debe conducir ni operar maquinaria.

Sobredosis:

En caso de sobredosis, se indica tratamiento sintomático.

Ante

eventualidad

sobredosificación

concurrir

Hospital

más

cercano

comunicarse con los Centros de Toxicología (léanse al final del prospecto).

Propiedades farmacodinámicas:

Lanreotida

octapéptido

análogo

somatostatina

natural.

igual

somatostatina,

lanreotida

inhibidor

diversas

funciones

endocrinas,

neuroendocrinas,

exocrinas y

paracrinas.

Muestra una alta afinidad de

unión

receptores de somatostatina humana (SSTR) 2y 5, y una afinidad reducida para los

receptores SSTR 1, 3 y 4. La actividad en los receptores SSTR 2 y 5 es el principal

mecanismo considerado como responsable de la inhibición de la Hormona del Crecimiento

(GH por sus siglas en inglés).

Lanreotida es más activa que la somatostatina natural y presenta mayor duración de la

acción.

Lanreotida por su actividad inhibidora de la secreción intestinal exocrina y de las hormonas

digestivas, se puede utilizar para el tratamiento sintomático de los tumores neuroendocrinos,

especialmente de los carcinoides.

Lanreotida,

igual

somatostatina,

muestra

acción

general

exocrina

anti-

secretora. Inhibe la secreción basal de motilina, péptido inhibitorio gástrico y polipéptido

pancreático, pero no tiene ningún efecto significativo sobre la secreción de secretina o

gastrina en ayunas. Lanreotida inhibe considerablemente el incremento inducido por los

alimentos en el flujo sanguíneo de la arteria mesentérica superior y el flujo sanguíneo de la

vena porta. Lanreotida reduce significativamente la secreción yeyunal de agua, sodio,

potasio y cloruro estimulada por la prostaglandina E1. Lanreotida reduce los niveles de

prolactina en los pacientes con acromegalia con tratamiento prolongado.

En estudios clínicos, los niveles séricos de Lanreotida de 2 ng/ml fueron capaces de suprimir

GH hasta <2,5ng/ml en más del 59% de los pacientes estudiados. Los niveles séricos de

lanreotida de 3,5ng/ml fueron capaces de suprimir GH hasta <2,5ng/ml en más del 81% de

los pacientes estudiados.

Se realizó un ensayo clínico fase III, de duración fija de 96 semanas, aleatorizado, doble

ciego,

multicéntrico,

comparativo

Lanreotida

Autogel

controlado

placebo,

pacientes con tumores neuroendocrinos gastroenteropancreáticos para evaluar el efecto

antiproliferativo de Lanreotida.

Los pacientes se aleatorizaron 1:1 para recibir Lanreotida Autogel 120 mg cada 28 días

(n=101) o placebo (n=103).La aleatorización fue estratificada por terapia previa al inicio y la

presencia o ausencia de progresión basal evaluada según RECIST versión 1.0 (Criterios de

Evaluación de Respuesta en Tumores Sólidos) durante una fase de investigación de 3 a 6

meses.

Los pacientes tenían enfermedad inoperable localmente avanzada y/o metastásica con

tumores

moderadamente

bien

diferenciados

bien

confirmados

histológicamente,

localizados principalmente en el páncreas (44,6% de los pacientes), en el intestino medio

(35,8%),

intestino

posterior

(6,9%)

otra/desconocida

localización

principal

(12,7%). El 69% de los pacientes con GEP-NETs tenían tumor grado 1 (G1) definido por el

índice de proliferación Ki67 ≤ 2% (50,5% de la población total de pacientes) o por el índice

mitótico < 2mitosis/10HPF (18,5% de la población total de pacientes) y el 30% de los

pacientes con GEP-NETs tenían tumores en el rango inferior del grado 2 (G2: definido por

2% < índice Ki67 ≤ 10%). El grado del tumor no estuvo disponible en el 1% de los pacientes.

El estudio excluyo a los pacientes con GEP-NETs G2 con índice de proliferación celular alto

(10% < índice Ki67 ≤ 20%) y carcinomas neuroendocrinos GEP G3 (índice Ki67>20%).

En general el 52,5% de los pacientes tenían una carga tumoral hepática ≤ 10%, el 14,5%

tenían una carga tumoral hepática >10 y ≤ 25% y el 33% de los pacientes con carga tumoral

hepática > 25%.

El criterio de valoración principal fue la sobrevida libre de progresión (PFS por sus siglas en

inglés) medida como el tiempo hasta la progresión por RECIST 1.0 o la muerte durante las

96 semanas posteriores a la primera administración del tratamiento. El análisis PFS, se

realizó mediante evaluación radiológica de la progresión de la enfermedad.

Tabla 1: Resultados de eficacia del estudio de fase III

Mediana de la sobrevida libre de progresión

(semanas)

Hazard

Ratio (IC

95%)

Reducción

en el riesgo

progresión

o muerte

valor

Lanreotida Autogel

(n=101)

Placebo

(n=103)

> 96 semanas

72,00 semanas

IC 95%: 48,57 a 96,00

semanas

0,470

(0,304;

0,729)

0,000

Figure 1: Kaplan-Meier Progression Free Survival Curves

efecto

benéfico

Lanreotida

para

reducir

riesgo

progresión

muerte fue

consistente e independiente de la localización del tumor primario, la carga tumoral hepática,

quimioterapia

previa,

Ki67

basal,

grado

tumor

otras

características

predeterminadas, como se representa en la Figura 2.

Un beneficio clínicamente relevante del tratamiento con Lanreotida Autogel se observó en

pacientes con tumores de origen pancreático, del intestino medio y de otro/desconocido así

como en la población total del estudio. El número limitado de pacientes con tumores del

intestino medio (14/204) dificultó la interpretación de los resultados en este subgrupo. Los

datos disponibles sugieren que no hay beneficio de la Lanreotida en estos pacientes.

Finalizado este estudio se realizó el estudio de extensión de etiqueta abierta en el que

ingresaron 45,6 % de los pacientes pertenecientes al grupo placebo.

Un ensayo clínico realizado en pacientes con acromegalia bien controlados con Somatuline

30 mg cada 14 o 10 días mostró que la administración de Somatuline Autogel 120 mg cada

56 o 42 días no es inferior al régimen inicial de administración, según la evaluación de los

niveles de Hormona del crecimiento.

En un estudio fase IIIb, abierto, de un brazo, se administró Somatuline Autogel 120 mg cada

días

durante

semanas

pacientes

acromegálicos

diagnosticados

macroadenoma pituitario sin tratamiento previo. A la semana 48 se observó una reducción

del tumor ≥ 20% en el 62.9% de los pacientes IC 95: 52%-73%), el porcentaje medio de

reducción del volumen tumoral fue del 26,8%, los niveles de hormona del crecimiento fueron

inferiores a 2,5µg/l en el 77,8% de los pacientes y los niveles de IGF-1 se normalizaron en el

50%. En el 43,5% de los pacientes se observaron niveles normalizados de IGF-1 con niveles

de hormona del crecimiento por debajo de 2,5 µg/l. Hasta el 68.5% de los pacientes

presentaron mejoría de los síntomas derivados de la acromegalia como fatiga, sudoración

excesiva, artralgia o hinchazón de tejidos blandos. A partir de la semana 12, se observó una

temprana reducción tanto del

volumen tumoral como de los niveles de hormona del

crecimiento y de IGF-1 que se mantuvo en el tiempo. El estudio excluyó los pacientes en

espera de recibir cirugía pituitaria o radioterapia durante el periodo del estudio.

Propiedades

farmacocinéticas

(Absorción,

distribución,

biotransformación,

eliminación):

Los parámetros farmacocinéticos de lanreotida luego de la administración endovenosa en

voluntarios

sanos,

indicaron

distribución

extravascular

limitada,

volumen

distribución en estado estable de 16,1 l.

El clearance total fue de 23,7 l/h, la vida media terminal de 1,14 horas y el tiempo de

residencia medio fue de 0,68 horas. En los estudios que evaluaban la excreción, menos del

5 % de la lanreotida se excretó en la orina y menos del 0,5 % se recuperó inalterada en las

heces, indicando alguna excreción biliar. Después de la administración subcutánea profunda

de Somatuline® Autogel® 60, 90 y 120 mg a voluntarios sanos, las concentraciones de

lanreotida aumentan hasta lograr concentraciones séricas máximas promedio de 4,25, 8,39

y 6,79 ng/ml. Estos valores de Cmax se logran durante el primer día después de la

administración a 8, 12 y 7 horas (valores medios). Desde el pico, los niveles séricos de

concentraciones de lanreotida disminuyen lentamente luego de una cinética de primer orden

con una vida media de eliminación terminal de 23,3, 27,4 y 33,1 días respectivamente y 4

semanas después de la administración los niveles séricos medios de lanreotida fueron de

0,9, 1,11 y 1,69 ng/ml respectivamente. La biodisponibilidad absoluta fue de 73,4, 69,0 y

78,4%.

Después de la administración subcutánea profunda de Somatuline® Autogel® 60, 90 y 120

pacientes

acromegalia,

concentraciones

lanreotida

aumentan

hasta

alcanzar concentraciones séricas máximas promedio de 1,6, 3,5 y 3,1 ng/ml. Estos valores

de Cmax se alcanzaron durante el primer día tras la administración, a las 6, 6 y 24 horas.

Desde el pico los niveles séricos de concentraciones de lanreotida disminuyen lentamente

luego de una cinética de primer orden y 4 semanas después de la administración los niveles

séricos medios de lanreotida fueron de 0,7, 1 y 1,4 ng/ml, respectivamente.

Los niveles plasmáticos estables de lanreotida se alcanzaron, en promedio, después de 4

inyecciones cada 4 semanas. Después de la administración de dosis reiteradas cada 4

semanas los valores promedio de Cmax en estado estable fueron 3,8, 5,7 y 7,7 ng/ml para

60, 90 y 120 mg respectivamente, los valores promedio de Cmin obtenidos fueron de 1,8,

2,5 y 3,8 ng/ml. El pico a través del índice de fluctuación fue moderado y osciló entre el 81 y

el 108%.

Los niveles séricos mínimos de lanreotida obtenidos tras tres inyecciones subcutáneas

profundas de SOMATULINA Autogel 60, 90 o 120 mg administrada cada 28 días son

similares a los niveles séricos mínimos en estado estacionario obtenidos en pacientes

acromegálicos

tratados

previamente

administraciones

intramusculares

SOMATULINA 30 mg cada 14, 10 o 7 días, respectivamente.

En un análisis PK de población en 290 pacientes GEP-NET que recibían Lanreotida Autogel

120 mg, se observó una liberación rápida inicial con valores medios de Cmax de 7,49 ± 7,58

ng/mL alcanzados en el primer día tras una sola inyección. Las concentraciones en estado

estacionario se alcanzaron tras 4 o 5 inyecciones de Lanreotida Autogel 120 mg cada 28

días y se mantuvieron hasta la última evaluación (hasta 96 semanas tras la primera

inyección). En el estado estacionario, los valores medios de Cmax fueron 13,9 ± 7,44 ng/mL

y los niveles séricos medios valle fueron 6,56 ± 1,99 ng/mL. La vida media terminal

aparente promedio fue de 49,8 ± 28,0 días.

Insuficiencia hepática o renal

Los sujetos con insuficiencia renal severa presentan una disminución de aproximadamente 2

veces de la depuración sérica total de la lanreotida, con el aumento consiguiente de la vida

media y área bajo la curva. En los sujetos con insuficiencia hepática de moderada a severa,

se observó una disminución de la depuración (30%). El volumen de distribución y el tiempo

medio de residencia aumentaron en los sujetos con todos los grados de insuficiencia

hepática. No se observó ningún efecto sobre la depuración de Lanreotida en el análisis PK

de población de pacientes con GEP-NET, que incluía 165 con insuficiencia renal leve y

moderada (106 y 59 respectivamente) tratados con Lanreotida Autogel. No se estudiaron

pacientes con GEP-NET con afectación grave de la función renal. No se estudiaron

pacientes con GEP-NET con insuficiencia hepática (según la puntuación de Child-Pugh).

No es necesario alterar la dosis inicial en pacientes con insuficiencia renal o hepática, ya

que se espera que las concentraciones séricas de lanreotida en estas poblaciones estén

holgadamente dentro del rango de concentraciones séricas toleradas con seguridad en

pacientes sanos.

Pacientes Ancianos

Los sujetos ancianos muestran un aumento en la vida media y del tiempo medio de

residencia en comparación con sujetos sanos jóvenes. No es necesario alterar la dosis

inicial en ancianos, ya que se espera que las concentraciones séricas de lanreotida en esta

población estén holgadamente dentro del rango de concentraciones séricas toleradas con

seguridad en pacientes sanos.

En un análisis PK de población en pacientes con GEP-NETque incluía 122 entre los 65 y los

85 años de edad, no se observó ningún efecto de la edad en la depuración ni en el volumen

de distribución de Lanreotida.

Datos preclínicos de seguridad

En los ensayos biológicos carcinogénicos realizados en ratas y ratones, no se observó

ningún

cambio

neoplásico

sistémico

dosis

encima

dosis

terapéuticas

alcanzadas en humanos. Se observó una incidencia incrementada de tumores subcutáneos

en los sitios de inyección, probablemente debido a la mayor frecuencia de dosis en animales

(diaria) comparada a la dosis mensual en humanos. Por lo tanto, puede no ser clínicamente

relevante.

En las baterías de ensayos in vitro e in vivo, la lanreotida no mostró ningún potencial

genotóxico.

Se observó toxicidad embrio/fetal en ratas (mayor pérdida pre-implante) y en conejos (mayor

pérdida post-implante). Los estudios realizados en animales mostraron un retraso transitorio

en el crecimiento de las crías antes del destete.

Instrucciones de uso, manipulación y destrucción del remanente no utilizable del

producto:

Precauciones especiales para el descarte y otras condiciones de manipulación

La solución para inyección en jeringas prellenadas viene lista para ser utilizada.

Para uso único e inmediato después de abrir el producto por primera vez.

No debe utilizarse después de la fecha de vencimiento indicada en el envase.

No utilice si la cubierta laminada está dañada o abierta.

Cualquier producto no usado o material de desecho debe eliminarse de acuerdo con las

exigencias locales.

Es importante que la inyección del producto se haga exactamente de acuerdo con las

instrucciones del prospecto.

Fecha de aprobación/ revisión del texto: 30 de abril de 2016.

  • El prospecto de información de este producto no está disponible actualmente, puede enviar una petición a nuestro servicio al cliente y le notificaremos tan pronto como nos sea posible para conseguirlo.

    Solicitar el prospecto de información al público.



  • Los documentos en otros idiomas están disponibles aquí