LASIX

Información principal

  • Denominación comercial:
  • LASIX
  • Dosis:
  • 20 mg/2mL
  • formulario farmacéutico:
  • Solución inyectable IM, IV.
  • Usar para:
  • Humanos
  • Tipo de medicina:
  • medicamento alopático

Documentos

  • para el público en general:
  • El prospecto de información de este producto no está disponible actualmente, puede enviar una petición a nuestro servicio al cliente y le notificaremos tan pronto como nos sea posible para conseguirlo.


    Solicitar el prospecto de información al público.

Localización

  • Disponible en:
  • LASIX
    Cuba
  • Idioma:
  • español

Otros datos

Estado

  • Fuente:
  • CECMED - Autoridad Reguladora de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos - Cuba
  • Número de autorización:
  • m10096c03
  • última actualización:
  • 10-05-2018

Ficha Técnica

RESUMEN DE LAS CARACTERÍSTICAS DEL PRODUCTO

Nombre del producto:

LASIX®

(Furosemida)

Forma farmacéutica:

Solución inyectable IM, IV.

Fortaleza:

20 mg/2mL

Presentación:

Estuche por 5 ampolletas de vidrio ámbar

con 2 mL cada una.

Estuche por 100 ampolletas de vidrio ámbar

con 2 mL cada una.

Titular del Registro Sanitario, país:

SANOFI-AVENTIS DE MEXICO S.A. DE C.V., Ocoyoacac,

México.

Fabricante, país:

SANOFI-AVENTIS DE MEXICO S.A. DE C.V., Ocoyoacac,

México.

Número de Registro Sanitario:

M-10-096-C03

Fecha de Inscripción:

3 de Junio de 2010

Composición:

Cada ampolleta contiene:

Furosemida

20,0 mg

Cloruro de sodio

Agua inyectable

Plazo de validez:

36 meses

Condiciones de almacenamiento:

Almacenar por debajo de 30 °C.

Indicaciones terapéuticas:

Retención de líquidos asociada a insuficiencia cardiaca congestiva crónica, cuando se

requiera tratamiento diurético.

Retención de líquidos asociada a insuficiencia cardiaca congestiva aguda.

Retención de líquidos asociada a insuficiencia renal crónica.

Mantenimiento de la excreción de líquidos en insuficiencia renal aguda, incluyendo las

debidas a embarazo o quemaduras.

Retención de líquidos asociada a síndrome nefrótico, cuando se requiera tratamiento

diurético.

Retención de líquidos asociada a insuficiencia hepática, cuando se requiera tratamiento

suplementario con antagonistas de la aldosterona.

Hipertensión.

Crisis hipertensivas como medida de apoyo

Soporte de diuresis forzada.

Contraindicaciones:

Lasix® no debe ser usado:

En pacientes con hipersensibilidad a la furosemida o a alguno de los excipientes de Lasix®.

Pacientes alérgicos a sulfonamidas (Ej. antibióticos sulfonamídicos o sulfonilureas) pueden

demostrar sensibilidad cruzada a furosemida.

En pacientes con hipovolemia o deshidratación.

En pacientes con insuficiencia renal anúrica que no responden a furosemida.

En pacientes con hipocalemia severa.

En pacientes con hiponatremia severa.

En pacientes con estados pre-comatoso y comatoso asociados a encefalopatía

Hepática.

Mujeres en periodo de lactancia.

Precauciones:

Se debe prestar atención al flujo urinario. En aquellos pacientes con obstrucción parcial del

mismo, (Ej. trastornos del vaciamiento de vejiga, hiperplasia prostática o estrechez de la

uretra) la producción incrementada de orina puede provocar o agravar las dolencias. Estos

pacientes requieren un control cuidadoso – especialmente al inicio del tratamiento.

El tratamiento con Lasix® requiere supervisión médica regular.

Realizar un control especialmente cuidadoso:

En pacientes con hipotensión

En pacientes con predisposición a caídas pronunciadas de la presión arterial, por

ejemplo pacientes con estenosis importante de las arterias coronarias o de los vasos

sanguíneos que irrigan el cerebro;

En pacientes con diabetes mellitus latente o manifiesta.

En pacientes con gota.

En pacientes con síndrome hepatorrenal.

En pacientes con hipoproteinemia p. ej. asociada a síndrome nefrótico. (El efecto de

Lasix® puede ser disminuido y su efecto tóxico sobre el oído puede incrementarse). Es

necesario titular la dosis cuidadosamente.

recién

nacidos

prematuros

(posible

desarrollo

nefrocalcinosis/nefrolitiasis;

controlar la función renal e indicar la realización de ultrasonografías renales).

Durante el tratamiento con furosemida generalmente se recomienda un control regular de

sodio, potasio y creatinina séricos. Controlar con especial atención a los pacientes con

riesgo de desarrollar desequilibrios electrolíticos o con importante pérdida adicional de

líquidos (Por ej., debido a vómitos, diarrea o transpiración intensa).

Deben corregirse la hipovolemia o la deshidratación, así como cualquier trastorno ácido-

base o electrolítico significativo. Esto podría hacer necesaria la suspensión temporal de la

furosemida. Algunos efectos adversos (Por ej., la caída pronunciada no deseada de la

presión sanguínea) pueden deteriorar las capacidades de concentración y reacción del

paciente y constituir un riesgo en las circunstancias en que tales actividades son de especial

importancia (Por ej., operar vehículos o maquinarias).

Deportistas

Se informa a los deportistas que este medicamento contiene un componente que puede

establecer un resultado analítico de control del dopaje como positivo.

Advertencias especiales y precauciones de uso:

Ver precauciones.

Efectos indeseables:

Las frecuencias son derivadas de los datos en la literatura referentes a estudios donde la

furosemida ha sido usada en un total de 1387 pacientes, en cualquier indicación o dosis.

Se ha utilizado la clasificación de frecuencia CIOMS, cuando corresponda:

Muy frecuentes ≥ 10%; frecuente ≥1 y <10 %; infrecuente ≥ 0.1 y < 1%; raro ≥0.01% y <

0.1 %; muy raro < 0.01%, se desconoce la frecuencia (de la información disponible no pude

ser estimada).

Trastornos del metabolismo y nutricionales

frecuentes:

trastornos

electrolíticos

(incluyendo

sintomáticos),

deshidratación

hipovolemia, especialmente en pacientes de edad avanzada, aumento de los niveles de

creatinina y triglicéridos en sangre.

Frecuentes: hiponatremia, hipocloremia, hipokalemia, aumento en los niveles de colesterol y

ácido úrico en sangre y ataques de gota.

Infrecuentes: disminución de la tolerancia a la glucosa. Puede manifestarse una diabetes

mellitus latente. Ver precauciones.

Se desconoce la frecuencia: hipocalcemia, hipomagnesemia, Incremento de los niveles de

urea en sangre, alcalosis metabólica, síndrome de Pseudo-Bartter en el contexto del mal

uso y/o uso prolongado de furosemida.

Trastornos vasculares

Muy frecuentes: (para infusión I.V.): Hipotensión incluyendo hipotensión ortostática. Ver

precauciones

Raro: vasculitis

Se desconoce la frecuencia: trombosis

Trastornos urinarios y renales

Frecuente: Aumento del volumen de orina

Raro: nefritis tubulointersticial

Se desconoce la frecuencia:

Aumento de la cantidad de sodio y cloro en orina, retención de orina (en pacientes con

obstrucción parcial del flujo urinario, ver precauciones)

Nefrocalcinosis/nefrolitiasis en infants prematuros (ver precauciones)

Insuficiencia renal (ver interacciones)

Trastornos gastrointestinales

Infrecuente: náusea,

Raro: vómito, diarrea

Muy raro: pancreatitis aguda

Trastornos hepato-biliares

Muy raro: colestasis, aumento de las transaminasas.

Trastornos auditivos y del laberinto

Infrecuente:

desórdenes

auditivos

aunque

usualmente

transitorios,

particularmente

pacientes con insuficiencia renal, hipoproteinemia (por ej. En el síndrome nefrótico) y/o

cuando la administración intravenosa ha sido administrada demasiada rápida. Casos de

sordera, algunas veces irreversible han sido reportados después de la administración oral o

intravenosa de furosemida.

Raro: tinnitus

Trastornos de la piel y el tejido subcutáneo

Infrecuente:

picazón,

urticaria,

rash,

dermatitis

bullosa,

eritema multiforme,

penfigoide,

dermatitis exfoliativa, púrpura, reacción de fotosensibilidad.

desconoce

la frecuencia:

Síndrome

Stevens-Johnson,

necrolisis

epidérmica

tóxica,

AGEP (exantema pustuloso agudo generalizado) y DRESS (erupción medicamentosa con

eosinofilia y síntomas sistémicos)

Trastornos del Sistema Inmune

Raro: Reacciones anafilácticas o anafilactoides severas. (Por e.j. con shock)

Trastornos del Sistema Nervioso

Raro: Parestesias

Frecuente:

encefalopatía

hepática

pacientes

insuficiencia

hepatocelular

(ver

contraindicaciones).

Trastornos del sistema sanguíneo y linfático

Frecuente: hemoconcentración

Infrecuente: trombocitopenia,

Raro: leucopenia, eosinofilia

Muy raro: agranulocitosis, anemia aplásica o anemia hemolítica

Trastornos congénitos, familiares/genéticos

Se desconoce la frecuencia: Incremento del riesgo de persistencia del ductus arterioso

cuando se administra furosemida a infantes prematuros durante las primeras semanas de

vida.

Trastornos generales y del sitio de aplicación

Se desconoce la frecuencia: después de la inyección intramuscular se pueden producir

reacciones locales tales como dolor.

Raro: fiebre

Posología y método de administración:

Generalidades

La dosis debe ser la más baja efectiva para lograr el efecto deseado.

Administrar por vía I.V. sólo cuando la administración oral no es factible o es inefectiva (Por

ej., por deterioro de la absorción intestinal) o si es necesario un efecto rápido. En caso de

ser necesario el tratamiento I.V., se recomienda transferir a terapia oral tan pronto como sea

posible.

Para alcanzar una eficacia óptima y suprimir la contrarregulación, es generalmente preferible

la infusión continua de furosemida en lugar de inyecciones reiteradas en bolo.

Cuando no es factible la infusión continua de furosemida para el tratamiento de seguimiento

después de una o de varias dosis en bolo, se recomienda un régimen de seguimiento con

bajas dosis administradas con intervalos cortos en lugar de un régimen con dosis en bolo

más altas a intervalos más largos.

En adultos, la dosis diaria máxima de furosemida recomendada – Tanto para tratamiento

oral e I.V. es de 1500mg aunque en casos excepcionales se puede llegar a 2000 mg.

Recomendaciones especiales de dosificación

Niños

La dosis recomendada de furosemida para administración oral es de 2mg/kg de peso

corporal hasta una dosis diaria máxima de 40mg. La dosis recomendada de furosemida para

administración parenteral es de 1mg/kg de peso corporal hasta una dosis diaria máxima de

20mg. La duración del tratamiento depende de la indicación y es determinada por el médico

de cada individuo.

Adultos: iniciar el tratamiento con medio, uno o dos comprimidos diarios. La dosis de

mantenimiento es de medio a un comprimido al día y la dosis máxima estará en función de

la respuesta diurética del paciente.

La dosificación en adultos generalmente está basada en las pautas que se detallan a

continuación:

Insuficiencia hepática: Retención de líquidos asociada con enfermedad hepática

La furosemida se usa para suplementar el tratamiento con antagonistas de la aldosterona en

los casos que estos no son suficientes. Para evitar complicaciones tales como hipotensión

ortostática o desbalances de electrolitos o ácido-base o encefalopatía hepática, la dosis

debe ser titulada cuidadosamente de forma tal que la pérdida inicial de líquido sea gradual.

En adultos, esto significa una dosis que lleve a una pérdida aproximada de 0,5 kg de peso

corporal al por día.

La dosis oral inicial recomendada es de 20 a 80mg diarios. Puede ser ajustada de acuerdo

con la respuesta. La dosis diaria total puede administrarse como una sola toma o dividida en

varias dosis. Si el tratamiento I.V. fuera absolutamente necesario, la dosis única inicial es de

20 a 40mg.

Insuficiencia Renal: Retención de líquidos asociada con insuficiencia renal crónica

La respuesta natriurética a furosemida depende de una variedad de factores, entre los que

se incluyen la gravedad de la insuficiencia renal y el balance de sodio, y – por lo tanto – el

efecto de una dosis no puede predecirse con precisión.

En pacientes con insuficiencia renal crónica, la dosis debe titularse cuidadosamente de

forma que la pérdida inicial de líquido sea gradual. Para adultos, esto significa una dosis que

lleve a la pérdida de aproximadamente 2kg de peso corporal (aproximadamente 280mmol

Na+) por día. La dosis oral inicial recomendada es de 40 a 80mg diarios. Esta puede

ajustarse de acuerdo a la respuesta. La dosis diaria total puede administrarse como una

única toma o dividida en dos.

En pacientes en diálisis, la dosis oral usual de mantenimiento es de 250 a 1500mg diarios.

En tratamiento I.V., la dosis de furosemida puede ser determinada comenzando con una

infusión I.V. continua de 0.1mg/minuto y luego incrementando gradualmente la tasa cada

media hora, de acuerdo a la respuesta.

Insuficiencia Renal: Mantenimiento de la excreción de líquidos en insuficiencia renal aguda

Corregir la hipovolemia, la hipotensión y los desbalances importantes de electrolitos y ácido-

base antes de comenzar con furosemida. Se recomienda transferir al

paciente de la

administración I.V. a la vía oral tan pronto como sea posible.

La dosis inicial recomendada es de 40mg, administrada por inyección I.V. Si esto no permite

alcanzar el aumento buscado de excreción de líquidos, se puede administrar como una

infusión continua venosa, comenzando con una tasa de 50 a 100mg por hora.

Insuficiencia Renal: Retención de líquidos asociada con síndrome nefrótico

La dosis oral inicial recomendada es de 40mg a 80mg diarios. Puede ser ajustada de

acuerdo a la respuesta. La dosis diaria total puede administrarse como una sola toma o

dividida en varias dosis.

Retención de líquidos asociada con insuficiencia cardiaca congestiva crónica

La dosis oral inicial recomendada es de 20 a 80mg diarios. Debe ajustarse según la

respuesta

paciente.

recomienda

dosis

diaria

divida

tres

administraciones.

Retención de líquidos asociada con insuficiencia cardiaca congestiva aguda

La dosis inicial recomendada es 20mg a 40mg administrada como inyección I.V. en bolo. La

dosis puede ser ajustada de acuerdo a la respuesta.

Hipertensión

La furosemida puede usarse sola o en combinación con otros agentes antihipertensivos.

La dosis oral habitual de mantenimiento es de 20 a 40mg diarios.

En casos de hipertensión asociada con insuficiencia renal crónica podrían ser necesarias

dosis más altas.

Crisis hipertensivas

La dosis inicial recomendada de 20 a 40mg diarios se administra por inyección I.V. en bolo.

Puede ser ajustada de acuerdo con la respuesta.

Apoyo de diuresis forzada, por envenenamiento

La furosemida se administra vía I.V. junto con soluciones de electrolitos. La dosis depende

de la respuesta a furosemida.

Las pérdidas de líquido y electrolitos deben corregirse antes y durante el tratamiento. En

caso

envenenamiento

sustancias

ácidas

alcalinas,

eliminación

puede

aumentarse posteriormente por la alcalinización o acidificación de la orina respectivamente.

La dosis inicial recomendada de 20 a 40 mg IV. ADMINISTRACIÓN

LASIX 20 mg solución inyectable se puede administrar por vía intravenosa o intramuscular,

estas vías están indicadas cuando la absorción intestinal se halla alterada o se precisa una

eliminación rápida de líquidos.

Inyección/infusión I.V.: Debe inyectarse o infundirse lentamente; no excediendo la tasa de

4mg/minuto. En pacientes con deterioro grave de la función renal (creatinina sérica > 5

mg/dL) se recomienda no exceder una tasa de infusión de 2,5 mg/minuto.

Inyección I.M.: Esta vía debe restringirse a casos excepcionales donde no sea factible ni la

administración oral ni la intravenosa.

Recordar que la inyección I.M. no es adecuada para el tratamiento de condiciones agudas,

tales como edema pulmonar.

Interacción con otros productos medicinales y otras formas de interacción:

Asociaciones no recomendadas

En casos aislados la administración intravenosa de furosemida dentro de las 24 horas de

haber recibido hidrato de cloral puede producir rubefacción, accesos de transpiración,

inquietud, náuseas, aumento de la presión sanguínea y taquicardia. Por lo tanto, no se

recomienda el uso de furosemida concomitante con hidrato de cloral.

La furosemida puede potenciar la ototoxicidad de los aminoglucósidos y otros medicamentos

ototóxicos. Dado que esto puede llevar a daños irreversibles, estos medicamentos se deben

usar con furosemida sólo si hay razones médicas apremiantes.

Asociaciones con precauciones de uso

La administración concomitante de cisplatino y furosemida conlleva el riesgo de producir

efectos

ototóxicos.

Adicionalmente,

nefrotoxicidad

cisplatino

puede

resultar

aumentada si no se administra la furosemida en dosis bajas (Por ej., 40 mg en pacientes

con función renal normal) y con balance positivo de líquidos cuando es usada para lograr la

diuresis forzada durante un tratamiento con cisplatino.

No deben administrarse furosemida y sucralfato orales dentro de las dos horas respecto uno

del otro. Esto se debe a que el sucralfato disminuye la absorción de furosemida del intestino

y así reduce su efecto.

La furosemida disminuye la excreción de las sales de litio y puede causar aumento de las

concentraciones de ellas en el suero (aumento de la toxicidad, inclusive con mayor riesgo de

efectos cardiotóxicos y neurotóxicos por litio). Por lo tanto se recomienda controlar muy de

cerca los niveles de litio en los pacientes que reciben esta combinación.

Los pacientes que están recibiendo diuréticos pueden ser afectados por hipotensión severa

y deterioro en la función renal (inclusive con insuficiencia renal), especialmente cuando un

inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina (inhibidor ECA) o un antagonista del

receptor de angiotensina II es administrado por primera vez o se está incrementando la

dosis

desde

primera

administración.

Considerar

interrumpir

temporalmente

administración de furosemida o al menos reducir la dosis de furosemida durante los tres días

anteriores al inicio de tratamiento o del incremento de su dosificación con un inhibidor de la

ECA o un antagonista del receptor de angiotensina II.

Risperidona: Es necesario tener precaución en cuanto a los riesgos y beneficios de esta

combinación o co-tratamiento con otros diuréticos y deben tomarse en cuenta antes de

tomar una decisión en cuanto al uso.

Asociaciones a tener en cuenta

administración

conjunta

medicamentos

antiinflamatorios

esteroideos

(AINE),

inclusive el ácido acetilsalicílico, puede reducir el efecto de la furosemida. En los pacientes

con deshidratación o hipovolemia, los AINE pueden causar insuficiencia renal aguda. La

toxicidad del salicilato puede ser incrementada por la furosemida.

Después de la administración concurrente de fenitoína puede presentarse una atenuación

del efecto de la furosemida.

riesgo

desarrollar

hipocalemia

puede

incrementarse

corticosteroides,

carbenoxolona, regaliz en grandes cantidades, y uso prolongado de laxantes.

Ciertos trastornos electrolíticos (Por ej., hipopotasemia, hipomagnesemia) pueden aumentar

la toxicidad de

algunos otros medicamentos (Por

ej.,

preparaciones

digitálicos y

medicamentos inductores del síndrome de prolongación del intervalo QT).

indican

concomitantemente

agentes

antihipertensivos,

diuréticos

otros

medicamentos con potencial de causar reducción de la presión sanguínea, debe preverse

una caída más pronunciada de ella.

El efecto de furosemida puede reducirse por la presencia de probenecid, metotrexato y otros

medicamentos que, como furosemida, tienen importante secreción renal tubular.

Contrariamente,

furosemida

puede

disminuir

eliminación

renal

dichos

medicamentos. El tratamiento con altas dosis (especialmente en forma simultánea tanto de

furosemida como de los otros medicamentos) puede conducir a mayores niveles séricos y –

consecuencia

aumento

riesgo

efectos

adversos

debidos

ambos

medicamentos.

El efecto de los medicamentos antidiabéticos y de los simpaticomiméticos utilizados para

incrementar la presión (Por ej. epinefrina, norepinefrina) puede verse reducido. El efecto del

relajante muscular tipo-curare o de la teofilina puede incrementarse.

efectos

perjudiciales

sobre

riñón

medicamentos

nefrotóxicos

pueden

incrementarse.

Por la administración concomitante de furosemida y altas dosis de ciertas cefalosporinas

puede deteriorarse la función renal.

El uso concomitante de ciclosporina A y furosemida se asocia con mayor riesgo de artritis

gotosa secundaria a hiperuricemia inducida por furosemida y deterioro de excreción renal de

urato por ciclosporina.

Los pacientes con alto riesgo de nefropatía por radiocontraste tratados con furosemida

tuvieron mayor incidencia de deterioro de la función renal después de recibir radiocontraste,

comparación

pacientes con

alto riesgo a

los que

se les

administró

solo

hidratación intravenosa antes de recibir radiocontraste.

Uso en Embarazo y lactancia:

EMBARAZO

La furosemida atraviesa la barrera placentaria. No debe administrarse durante el embarazo

a menos que existan razones médicas apremiantes. Si se administra durante el embarazo,

debe controlarse el crecimiento fetal.

LACTANCIA

Furosemida pasa a la leche materna y puede inhibir la lactancia.

No amamantar durante el tratamiento con furosemida.

Efectos sobre la conducción de vehículos/maquinarias:

Algunos

efectos

adversos

(Por

ej.,

caída

pronunciada

deseada

presión

sanguínea) pueden deteriorar las capacidades de concentración y reacción del paciente y

constituir

riesgo

circunstancias

tales

actividades

especial

importancia (Por ej., operar vehículos o maquinarias).

Sobredosis:

Signos y Síntomas:

El cuadro clínico de una sobredosis aguda o crónica depende sobre todo del alcance y las

consecuencias

pérdidas

electrolíticas

líquido,

ejemplo

hipovolemia,

deshidratación, hemoconcentración, arritmias cardiacas (entre ellas bloqueo A-V y fibrilación

ventricular). Los síntomas de estos trastornos incluyen hipotensión severa (progresiva hasta

el shock), insuficiencia renal aguda, trombosis, estados de delirio, parálisis flácida, apatía y

confusión.

Manejo:

No se conoce ningún antídoto específico para la furosemida.

Si la ingestión es reciente, puede intentarse limitar la posterior absorción sistémica del

principio activo con medidas como lavado gástrico o aquellas destinadas a reducir la

absorción. (Por ej., carbón activado).

Deben corregirse los trastornos clínicos relevantes en el equilibrio electrolítico y de líquidos.

Junto con la prevención y el tratamiento de complicaciones serias resultantes de dichos

trastornos y de otros efectos en el cuerpo, esta acción correctiva puede requerir control

médico intensivo tanto general como específico, así como también medidas terapéuticas.

Propiedades farmacodinámicas:

La furosemida es un diurético de asa que produce una diuresis comparativamente potente y

de corta duración con inicio rápido. La furosemida bloquea el sistema de co-transporte de

Na+K+2Cl– de la membrana de la célula luminar ubicado en el túbulo ascendente del asa de

Henle. La efectividad de la acción salurética de furosemida, por lo tanto, depende de la

llegada del medicamento al lúmen tubular por medio de un mecanismo de transporte

aniónico. La acción diurética es consecuencia de la inhibición de la reabsorción de cloruro

de sodio en este segmento del asa de Henle.

Como consecuencia, la excreción fraccionada de sodio puede llegar hasta el 35% de la

filtración glomerular sódica. Los efectos secundarios de esta mayor excreción de sodio son

el incremento de la excreción urinaria (debido al agua osmóticamente ligada) y el aumento

de la secreción distal tubular de potasio. También esta aumentada la excreción de iones

calcio y magnesio.

La Furosemida interrumpe el mecanismo de retroalimentación túbulo-glomerular en la

mácula densa, con la consecuencia de que no hay atenuación de la actividad salurética.

Furosemida

causa

estimulación

dosis-dependiente

sistema

renina-angiotensina-

aldosterona.

En insuficiencia cardiaca, la furosemida produce una reducción aguda en la precarga

cardiaca (dilatando los vasos venosos capacitantes). Este efecto vascular temprano parece

estar mediado por prostaglandinas y presupone adecuada función renal con activación del

sistema renina-angiotensina y síntesis sin alteración de prostaglandinas. Además, debido a

de su efecto natriurético, furosemida disminuye la reactividad vascular a catecolaminas las

cuales están incrementadas en pacientes hipertensos.

La efectividad antihipertensiva de furosemida se puede atribuir al aumento de la excreción

sodio,

reducción

volumen

sanguíneo

respuesta

reducida

estímulos

vasoconstrictores.

Propiedades

farmacocinéticas

(Absorción,

distribución,

biotransformación,

eliminación):

Furosemida es rápidamente absorbido por el tracto gastrointestinal, Su biodisponibilidad es

alrededor del 60 al 70%, pero la absorción es variable e irregular. La vida media de la

furosemida es de hasta aproximadamente 2 horas, aunque se prolonga en los recién

nacidos y en pacientes con insuficiencia renal y hepática. Furosemida está hasta un 99%

vinculado a la albúmina plasmática, y se excreta en la orina, en gran parte sin sufrir

cambios. También se excreta en gran parte a través de la bilis; la eliminación renal no tiene

un aumento considerable en pacientes que

sufren de insuficiencia renal. Furosemida

atraviesa la barrera placentaria y se excreta en la leche materna. El aclaramiento de

furosemida no aumentó en pacientes con hemodiálisis.

La farmacocinética de la furosemida ha sido ampliamente revisada.

El desarrollo de un método de análisis mediante HPLC con fluorescencia ha producido una

mayor sensibilidad y resultados más coherentes. Después de la absorción oral es irregular y

está sujeto a grandes inter e intra-variación individual. Está influenciado por la forma

farmacéutica, los procesos de enfermedad subyacente, y por la presencia de alimentos.

Absorción de la furosemida en pacientes con insuficiencia cardiaca; se ha informado de que

aún es más irregular que en sujetos sanos. La biodisponibilidad de la furosemida a partir de

formas de dosificación oral también es muy variable con valores reportados que van desde

20 hasta 100%. Está influenciada por factores que afectan a la absorción, pero la solubilidad

de la furosemida no parece tener una gran influencia sobre la biodisponibilidad y disolución

in vitro, los datos pueden no reflejar la biodisponibilidad in vivo.

La Biodisponibilidad tiende a ser disminuida en un 10% en pacientes con enfermedad renal,

y aumenta rápidamente en pacientes con enfermedad hepática. Los valores son erráticos en

pacientes con enfermedad del corazón.

Furosemida está muy vinculado a las proteínas plasmáticas, más exclusivamente a la

albúmina. La proporción de la furosemida libre es mayor en pacientes con enfermedades

cardíacas, insuficiencia renal, y cirrosis hepática. Los pacientes con enfermedad hepática

tienen un mayor volumen aparente de distribución, que es proporcionalmente mayor a la

disminución observada en la unión a proteínas. Los pacientes con síndrome nefrótico tienen

un peso significativo en la proteinuria y la hipoalbuminemia secundaria. Esto resulta en una

reducción de unión a proteínas en sangre, especialmente a altas concentraciones en la

sangre, y la unión a proteínas presentes en la orina, lo que podría explicar la resistencia a la

terapia de la furosemida en estos pacientes.

Un metabolito glucurónido de la furosemida se produce en cantidades variables. El sitio de

metabolismo no se conoce en la actualidad. Hay posibles comentarios sobre el metabolito,

4-cloro-5-ácido antranílico sulfamoyl (CSA). Se ha agregado que es producido durante la

extracción de los procedimientos, aunque hay algunas pruebas para refutar esta teoría.

La vida media de la furosemida en personas sanas en general, se ha reportado en el rango

de 30 a 120 minutos. En pacientes con enfermedad renal terminal, la vida media promedio

es 9,7 horas. La vida media puede ser ligeramente más prolongada en pacientes con

disfunción hepática y una gama de 50 a 327 minutos ha sido reportada en pacientes con

insuficiencia cardíaca. En fallo multiorgánico grave la vida media puede variar desde 20 a 24

horas.

El Aclaramiento de la furosemida se ve influenciado por la edad, el estado subyacente de la

enfermedad,

interacciones

medicamentosas.

Aclaramiento

reduce

aumento de la edad, probablemente debido a la disminución de la función renal. La

insuficiencia renal o enfermedades cardíacas disminuyen el aclaramiento renal, aunque esto

puede ser compensado por aumentos en el aclaramiento renal. La insuficiencia hepática

tiene poco impacto en el aclaramiento. El aclaramiento renal no puede reducirse por el

probenecid y la indometacina.

La eficacia de un diurético como la furosemida depende de que llegue sin cambios a su

lugar de acción, los túbulos renales. Cerca de la mitad a dos tercios de una dosis

intravenosa de un cuarto o un tercio de una dosis oral se excreta sin cambios, la diferencia

se debe en gran medida a la pobreza de la biodisponibilidad oral. El efecto de la furosemida

está

más

estrechamente

relacionado

excreción

urinaria

concentración

plasmática. La Excreción urinaria puede reducirse en la insuficiencia renal, debido a la

reducción de flujo sanguíneo renal y la reducción de la secreción tubular.

Instrucciones de uso, manipulación y destrucción del remanente no utilizable del

producto:

No procede.

Fecha de aprobación/ revisión del texto: 30 de abril de 2015.

  • El prospecto de información de este producto no está disponible actualmente, puede enviar una petición a nuestro servicio al cliente y le notificaremos tan pronto como nos sea posible para conseguirlo.

    Solicitar el prospecto de información al público.



  • Los documentos en otros idiomas están disponibles aquí

7-9-2018

SCA Pharmaceuticals LLC. Issues Voluntary Nationwide Recall of Furosemide 100 mg in 0.9% Sodium Chloride due to Presence of Precipitate

SCA Pharmaceuticals LLC. Issues Voluntary Nationwide Recall of Furosemide 100 mg in 0.9% Sodium Chloride due to Presence of Precipitate

, SCA Pharmaceuticals LLC (“SCA Pharma”) is voluntarily recalling 7 lots of the injectable product Furosemide 100 mg in 0.9% Sodium Chloride 100 mg bag to the consumer level. This product is being recalled for visible particulate matter believed to be furosemide precipitate.

FDA - U.S. Food and Drug Administration