Dioxaflex B

Información principal

  • Denominación comercial:
  • Dioxaflex B12
  • formulario farmacéutico:
  • Comprimido recubierto
  • Usar para:
  • Humanos
  • Tipo de medicina:
  • medicamento alopático

Documentos

  • para el público en general:
  • El prospecto de información de este producto no está disponible actualmente, puede enviar una petición a nuestro servicio al cliente y le notificaremos tan pronto como nos sea posible para conseguirlo.


    Solicitar el prospecto de información al público.

Localización

  • Disponible en:
  • Dioxaflex   B12
    Cuba
  • Idioma:
  • español

Otros datos

Estado

  • Fuente:
  • CECMED - Autoridad Reguladora de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos - Cuba
  • Número de autorización:
  • m05097m01
  • última actualización:
  • 10-05-2018

Ficha Técnica

RESUMEN DE LAS CARACTERÍSTICAS DEL PRODUCTO

Nombre del producto:

Dioxaflex ® B12

Forma farmacéutica:

Comprimido recubierto

Fortaleza:

Presentación:

Estuche por un blíster de PVC/PVDC/AL con 20

comprimidos recubiertos cada uno.

Titular del Registro Sanitario, país:

LABORATORIOS BAGÓ S.A., BUENOS AIRES,

REPÚBLICA ARGENTINA.

Fabricante, país:

LABORATORIOS BAGÓ S.A., BUENOS AIRES,

REPÚBLICA ARGENTINA.

Número de Registro Sanitario:

M-05-097-M01

Fecha de Inscripción:

7 de junio de 2005

Composición:

Cada comprimido recubierto

contiene:

Diclofenaco sódico (1)

Cianocobalamina

Betametasona (1)

(1) Se adiciona un 5 % de exceso.

50,0 mg

5,25 mg

0,31 mg

Lactosa monohidratada

28,0 mg

Plazo de validez:

24 meses

Condiciones de almacenamiento:

Almacenar por debajo de 25 ºC.

Indicaciones terapéuticas:

Procesos inflamatorios y dolorosos intensos, en especial con componente neurítico.

Afecciones reumáticas articulares y extrarticulares.

Fibrositis.

Mialgias.

Lumbalgias.

Ciatalgias.

Traumatismos.

Esguinces.

Contraindicaciones:

Antecedentes de alergia a alguno de los componentes del producto.

Úlcera gastrointestinal activa.

Insuficiencia hepática y/o renal severa.

Insuficiencia cardíaca descompensada.

Hipertensión arterial severa.

Pacientes asmáticos con antecedentes de precipitación de ataques agudos de asma, rinitis o

urticaria por parte de ácido acetilsalicílico u otros fármacos con acción inhibitoria sobre la síntesis

de prostaglandinas.

Tuberculosis activa, micosis sistémicas.

Enfermedades virales.

Glomerulonefritis aguda.

Psicosis aguda.

Osteoporosis.

Porfíria hepática.

Embarazo, lactancia, niños menores de 12 años.

Precauciones:

Generales:

DIOXAFLEX B12 no debe ser usado concomitantemente con otros productos que contengan

similares principios activos u otros AINE.

Previamente a su administración deben adoptarse medidas de precaución adecuadas, teniendo

en cuenta si el paciente ha presentado reacciones de hipersensibilidad.

Retención hidrosalina y edemas:

Diverso grado de retención hidrosalina incluso con edemas se ha observado en asociación con

el uso de antiinflamatorios, por lo que se recomienda precaución, especialmente en pacientes

con antecedentes de descompensación cardíaca, hipertensión u otra patología que predisponga

a retención hidrosalina.

Efectos renales:

Los pacientes con mayor riesgo de presentar efectos adversos son aquellos con alteración

previa de la función renal, insuficiencia cardíaca, disfunción hepática, aquellos bajo tratamiento

diurético y los ancianos en general. En pacientes tratados con Diclofenaco raramente se han

reportado casos aislados de nefritis intersticial y necrosis papilar.

Una forma secundaria de compromiso renal, asociada con el uso de AINE se observa en

pacientes

alteraciones tales como: reducción

flujo plasmático

renal

o volumen

sanguíneo, donde las prostaglandinas renales tienen un rol de soporte en el mantenimiento de la

perfusión renal. En esos pacientes, la administración de un AINE resulta en un descenso

dependiente de la dosis en la síntesis de prostaglandinas y secundariamente en una reducción

del flujo plasmático renal, el cual puede precipitar una insuficiencia renal, cuya recuperación

puede requerir la discontinuación del tratamiento.

Se han reportado casos aislados de insuficiencia renal significativa en pacientes que recibieron

Diclofenaco durante la etapa poscomercialización, pero no se la observó en más de 4000

pacientes

ensayos

clínicos

internacionales,

durante

cuales

valores

séricos

creatinina fueron rigurosamente vigilados.

Hubo solamente 11 pacientes (0,3 %) en los cuales los valores séricos de creatinina y urea

fueron mayores a 2 mg/dl y 40 mg/dl, respectivamente, mientras se les administraba Diclofenaco.

Debido a que los metabolitos del Diclofenaco se eliminan primariamente por vía urinaria, es

aconsejable

vigilar

estrictamente

eventualmente

ajustar

dosis,

pacientes

bajo

tratamiento con esta asociación, especialmente a los que presentan alteración significativa de la

función renal.

Porfiria:

Debería evitarse el uso de Diclofenaco en pacientes con porfiria hepática, dado que, al igual que

con otros AINE, existe la posibilidad de desencadenar crisis de esta patología, presumiblemente

a través de la inducción de la sintetasa del precursor porfirínico, ácido delta aminolevulínico.

Meningitis aséptica:

Como con otros AINE, se ha observado en muy raras ocasiones meningitis aséptica con fiebre y

coma en pacientes tratados con Diclofenaco. Si bien lo más probable es que esto ocurra en

pacientes con lupus eritematoso sistémico u otras enfermedades del tejido conectivo, siempre

presenten

signos

síntomas

meningitis

paciente

tratamiento

Diclofenaco, deberá considerarse la posibilidad de que ésta se relacione con la administración

del fármaco.

Asma preexistente:

Aproximadamente

pacientes

asma

pueden

padecer

crisis

asmáticas

desencadenadas por la aspirina (asma aspirinosensible). El uso de aspirina en pacientes con

asma aspirinosensible, se ha asociado con episodios de broncoespasmo, algunos incluso de

extrema gravedad. Dado que en pacientes aspirinosensibles se han reportado reacciones

cruzadas con otros AINE, incluso broncoespasmo, el Diclofenaco no debe administrarse a

pacientes con esta sensibilidad a la aspirina y debe utilizarse con precaución en todos los

pacientes con asma preexistente.

Otras precauciones:

La actividad farmacológica del Diclofenaco puede disminuir tanto la fiebre como la inflamación y

por lo tanto reducir su utilidad como signos diagnósticos de determinadas patologías.

Se han reportado visión borrosa y disminuida, escotomas y/o alteración en la visión de los

colores. Si un paciente desarrolla dichas alteraciones, mientras recibe Diclofenaco, se debe

discontinuar el fármaco y someter al paciente a exámenes oftalmológicos.

pacientes

tratados

AINE,

especialmente

durante

tratamientos

prolongados,

aconsejable

evaluar

periódicamente

parámetros

hematológicos

detectar

oportunamente la eventualidad de anemia u otras alteraciones asociadas a su uso.

Los corticoides deben utilizarse con precaución en casos de pacientes con: colitis ulcerosa

(riesgo de perforación), anastomosis intestinales recientes, insuficiencia renal, hipertensión

arterial, osteoporosis, miastenia gravis, diabetes.

En algunos pacientes - sobre todo en ancianos - puede llegar a presentarse ligera somnolencia,

por lo que debe prestarse atención en tareas que requieran especial cuidado.

Carcinogénesis. Mutagénesis. Alteración de la fertilidad

Estudios a largo plazo de carcinogenicidad en ratas a las que se administró Diclofenaco Sódico a

más de 2 mg/kg/día han revelado que no se incrementa significativamente la incidencia de

tumores. Hubo un pequeño incremento en la presencia de fibroadenoma mamario en ratas con

dosis de 0,5 mg/kg/día, pero el incremento no fue significativo para este tipo de tumor. Un

estudio de 2 años de carcinogenicidad, realizado en ratones empleando Diclofenaco a dosis por

encima de 0,3 mg/kg/día en machos y 1 mg/kg/día en hembras, no reveló ningún potencial

oncogénico. El Diclofenaco no mostró actividad mutagénica en distintas pruebas in vitro e in vivo,

incluyendo estudios cromosómicos y de anormalidad nuclear; administrado a ratas machos y

hembras a una dosis de 4 mg/kg/día no afectó la fertilidad.

Embarazo, efectos teratogénicos:

Los estudios de reproducción que han sido realizados en ratones a los que se les administró

Diclofenaco (más de 20 mg/kg/día) y en ratas y conejos (más de 10 mg/kg/día para ratas y 80

mg para conejos) no han revelado evidencia de teratogenicidad, toxicidad materna ni fetal.

En ratas, la toxicidad no fue asociada con distocia, gestación prolongada, peso o crecimiento

fetal reducido o sobrevida fetal reducida.

El Diclofenaco demostró atravesar la barrera placentaria en ratones y ratas.

No existen sin embargo, estudios adecuados en mujeres embarazadas.

Los estudios en reproducción animal no siempre son predictivos de la respuesta humana, por lo

tanto este producto no debería utilizarse durante el embarazo, a menos que los beneficios para

la madre justifiquen el potencial riesgo para el feto.

Un riesgo para el feto lo constituye la posibilidad de cierre prematuro del conducto arterioso

asociado al uso de inhibidores de la síntesis de prostaglandinas, por lo que Diclofenaco debe ser

evitado en la última etapa del embarazo.

Parto y alumbramiento:

No se conocen efectos del Diclofenaco sobre el trabajo de parto y alumbramiento en mujeres

embarazadas. Sobre la base de lo que ocurre con otros AINE, no es posible descartar totalmente

que el Diclofenaco pueda inhibir las contracciones uterinas y demorar el nacimiento.

Uso en Pediatría

Esta forma farmacéutica no es adecuada para niños.

Uso en Geriatría

Más de 6000 pacientes han sido tratados con Diclofenaco en ensayos clínicos, 31% de los

cuales fueron gerontes de más de 65 años de edad.

No hubo diferencias en conjunto observadas entre eficacia, eventos adversos o perfiles cinéticos

de gerontes comparados con adultos jóvenes. Como con otros AINE, es probable que los

ancianos posean menor tolerancia a las reacciones adversas que los jóvenes.

Advertencias especiales y precauciones de uso:

La administración de corticoides puede favorecer el desarrollo de infecciones, la retención

hidrosalina, y la exacerbación de afecciones gastroduodenales acidopépticas.

Efectos gastrointestinales asociados al tratamiento con AINE y/o corticoides:

Se recomienda una estrecha vigilancia médica de los pacientes con antecedentes de úlcera

péptica y hemorragia gastrointestinal.

Se aconseja tener precaución en pacientes tratados crónicamente con Diclofenaco, por la

posibilidad de generarse enfermedad úlcero-péptica y hemorragias digestivas y perforaciones,

aún en ausencia de síntomas característicos previos del tracto digestivo superior.

Los gerontes o pacientes debilitados, parecen tolerar menos las úlceras o hemorragias que otros

individuos y la mayoría de los eventos adversos gastrointestinales de extrema gravedad se

producen en esta población etaria.

Efectos hepáticos:

Pueden presentarse alteraciones en una o más pruebas hepáticas. Estas anormalidades de

laboratorio pueden progresar, permanecer sin cambios o ser transitorias.

Para el monitoreo de la lesión hepática, se recomienda el seguimiento de la transaminasa

glutámico pirúvica (TGP).

Se observaron elevaciones de transaminasas con mayor frecuencia en pacientes artrósicos que

en aquellos con artritis reumatoidea. Además de las elevaciones enzimáticas, reportadas en

ensayos clínicos a los sistemas de farmacovigilancia, se han comunicado raros casos de

reacciones hepáticas más severas, incluyendo compromiso hepatocelular con y sin ictericia.

En base a la experiencia clínica, se debería controlar las transaminasas dentro de la cuarta a

octava semana, luego de haber iniciado un tratamiento continuado con Diclofenaco.

Como ocurre con otros AINE, si las pruebas hepáticas anormales persisten o empeoran,

aparecieran los signos

clínicos y/o síntomas relacionados con

enfermedad

hepática (p.ej.

náuseas,

vómitos,

fatiga,

prurito,

ictericia,

rash,

eosinofilia),

tratamiento

debe

precautoriamente discontinuado.

Reacciones anafilactoides:

Como ocurre con otros AINE, las reacciones anafilactoides, pueden ocurrir en pacientes sin

exposición anterior a los componentes del producto.

No se recomienda su administración a pacientes con alergia a la aspirina o a otros AINE.

La alergia típica ocurre en pacientes asmáticos, quienes experimentan rinitis con o sin pólipos

nasales o quienes manifiestan broncoespasmo severo, luego de la ingesta de aspirina u otro

AINE. Se han reportado reacciones extremadamente graves en tales pacientes.

Enfermedad renal avanzada:

En casos de enfermedad renal avanzada, todo tratamiento con AINE debe solamente iniciarse

bajo estricto control de la función renal.

Embarazo:

Particularmente en la última etapa del embarazo, se recomienda evitar la administración de

AINE, debido al riesgo de cierre prematuro del conducto arterioso.

Efectos indeseables:

A las dosis terapéuticas el producto es generalmente bien tolerado. Se han descripto las

siguientes reacciones adversas:

Ocasionales: Incidencia 1-10 %

Generales: dolor abdominal, cefalea, retención hidrosalina, distensión abdominal.

Gastrointestinales: diarrea, dispepsia, náusea, constipación, flatulencia, alteración de pruebas

hepáticas. En < 3% úlcera péptica con o sin perforación y/o sangrado.

Hidroelectrolíticas: hipokalemia, retención de sodio con ocasional hipertensión arterial e incluso

insuficiencia cardíaca congestiva.

Endocrinometabólicos: irregularidades menstruales.

Sistema Nervioso: vértigo.

Piel: rash, prurito.

Sentidos: tinnitus.

Raras: Incidencia < 1%

Generales:

malestar

general,

edema

labios

lengua,

fotosensibilidad,

reacciones

anafilactoides, casos aislados de anafilaxia y edema laríngeo.

Cardiovasculares: hipertensión, insuficiencia cardíaca congestiva.

Gastrointestinales:

vómitos,

ictericia,

melena, estomatitis,

sequedad

mucosas,

hepatitis,

pancreatitis.

Aisladamente:

lesiones

esofágicas,

necrosis

hepática,

cirrosis,

síndrome

hepatorrenal, colitis.

Hematológicas:

disminución

hemoglobina,

leucopenia,

trombocitopenia,

púrpura.

Aisladamente: eosinofilia, anemia, neutropenia, agranulocitosis, pancitopenia.

Endocrinometabólicas: disminución de la tolerancia a la glucosa, presentación de una diabetes

latente. Aisladamente: síndrome de Cushing, hiposecreción de ACTH, atrofia córticosuprarrenal,

detención del crecimiento en niños.

Sistema

Nervioso:

insomnio/somnolencia,

depresión,

ansiedad,

diplopía,

irritabilidad.

Aisladamente: meningitis aséptica y convulsiones.

Respiratorio: epistaxis, asma, edema laríngeo.

Piel y faneras: alopecia, urticaria, dermatitis, angioedema. Aisladamente: síndrome de Stevens-

Johnson, eritema multiforme, dermatitis ampollar.

Sentidos: visión borrosa, escotoma, pérdida de la audición, disgeusia.

Urogenitales:

proteinuria.

Aisladamente:

síndrome

nefrótico,

oliguria,

necrosis

papilar,

insuficiencia renal aguda, nefritis intersticial.

Musculoesqueléticos:

Aisladamente,

atrofia

muscular

precedida

debilidad

muscular,

osteoporosis, fracturas óseas, necrosis aséptica de cabeza de fémur.

Dadas las características de brevedad que presentan en general los tratamientos, es escasa la

posibilidad de aparición de estos efectos adversos.

Posología y método de administración:

La dosis se establecerá individualmente de acuerdo con el criterio médico y cuadro clínico del

paciente. Como posología media de orientación se aconseja:

1 a 3 comprimidos recubiertos por día, administrados preferentemente después de las comidas.

Interacción con otros productos medicinales y otras formas de interacción:

Diclofenaco

Anticoagulantes orales y heparina: El Diclofenaco podría aumentar su efecto.

Metotrexato: Puede aumentar la toxicidad hematológica del metotrexato.

Diuréticos: Puede disminuir la actividad de los diuréticos.

Sulfonilureas: Puede aumentar el efecto hipoglucemiante de las sulfonilureas.

Digoxina y/o litio: Puede aumentar la concentración plasmática de digoxina y/o litio.

Ciclosporina: Puede aumentar la nefrotoxicidad de la ciclosporina.

Ácido acetilsalicílico: El uso simultáneo con ácido acetilsalicílico reduce recíprocamente la

biodisponibilidad.

Vitamina B12

Alcohol

(ingestión

excesiva

durante

más

semanas),

aminosalicilatos,

Colchicina

(especialmente, en asociación con aminoglucósidos): Pueden reducir la absorción de Vitamina

B12 en el tracto gastrointestinal.

Antibióticos: Pueden interferir con el método de ensayo microbiológico para las determinaciones

de Vitamina B12 en suero y en eritrocitos, dando lugar a resultados falsamente bajos.

Ácido fólico: en dosis elevadas y continuas, puede reducir las concentraciones de Vitamina B12

en sangre.

Betametasona

Aspirina: Disminución de la salicilemia.

Anticoagulantes orales y heparina: Disminuyen los efectos anticoagulantes.

Anticonceptivos orales: Se incrementa la toxicidad del corticosteroide.

Antidepresivos tricíclicos: Riesgo de psicopatías.

Hormonas (Estrógenos/Andrógenos): Edema, aumento de peso.

Inmunosupresores: Riesgo de desarrollo de infecciones oportunistas (por ej. tuberculosis).

Antidiabéticos orales e insulina: Hiperglucemia por disminución de la tolerancia a los glúcidos.

Antihipertensivos: Disminución del efecto antihipertensivo por retención hidrosalina.

Vacunas a virus atenuados: Riesgo de enfermedad generalizada grave.

Interferón alfa: Riesgo de inhibición de su acción.

Inductores

enzimáticos

(por

ej.:

rifampicina,

anticonvulsivantes

como

carbamazepina,

fenobarbital, fenitoína, primidona): Disminución de la actividad de los corticoides.

Medicamentos que

inducen

“torsades

pointes”

(Antiarrítmicos

tipo

amiodarona,

bretilio,

disopiramida, quinidinas, sotalol y no antiarrítmicos como astemizol, terfenadina, vincamina,

pentamidina): La posible hipokalemia provocada por corticoides puede desencadenar el cuadro.

Digitálicos: La posible hipokalemia favorece los efectos tóxicos de los digitálicos.

Otros hipokalemiantes (ciertos diuréticos, ciertos laxantes estimulantes): Efectos aditivos.

Uso en Embarazo y lactancia:

Embarazo:

Particularmente en la última etapa del embarazo, se recomienda evitar la administración de

AINE, debido al riesgo de cierre prematuro del conducto arterioso.

Lactancia:

Debido a las reacciones adversas potenciales que el producto puede ocasionar en los lactantes,

se deberá discontinuar la lactancia o la administración del fármaco, teniendo en cuenta la

importancia del tratamiento para la madre.

Efectos sobre la conducción de vehículos/maquinarias:

En algunos pacientes - sobre todo en ancianos - puede llegar a presentarse ligera somnolencia,

por lo que debe prestarse atención en tareas que requieran especial cuidado.

Sobredosis:

Diclofenaco:

La información sobre sobredosis al presente es incompleta.

La DL 50 oral en perros es de 500 mg/kg, mientras que en monos es de 3200 mg/kg. Se han

reportado casos de supervivencia con dosis de hasta 2,5 g del fármaco. Los posibles síntomas

intoxicación

incluyen:

mareos,

cefaleas,

encefalopatía

mioclónica,

pérdida

conciencia, náuseas, vómitos, dolor en el abdomen superior, hemorragia gastrointestinal con

hematemesis subsecuente, úlcera de estómago o del intestino, perforación en pacientes con

úlceras pépticas o duodenales, hepatopatía, ictericia, oliguria o anuria, incremento de las

transaminasas séricas y/o de la bilirrubina.

Antagonismos y antidotismos:

A las dosis aconsejadas no se han descripto.

Ante los síntomas de una sobredosificación, considerar la posibilidad de que se encuentren

involucradas varias drogas.

Ante la eventualidad de una sobredosificación, concurrir al hospital más cercano o comunicarse

con un centro de toxicología.

Propiedades farmacodinámicas:

Diclofenaco:

DIOXAFLEX B12 contiene como uno de sus principios activos Diclofenaco, nombre químico

ácido

2-(2,6-diclorofenilamino)

bencenoacético,

su forma sódica,

antiinflamatorio

esteroide (AINE) derivado del ácido fenilacético con intensa acción antiinflamatoria y analgésica.

El mecanismo de su acción farmacológica resulta en parte de la inhibición de la síntesis de

prostaglandinas

liberación

durante

proceso

inflamatorio.

este

sentido,

Diclofenaco inhibe ambas isoenzimas ciclooxigenasas conocidas actualmente (COX1 y COX2).

Se ha informado que el Diclofenaco en altas concentraciones inhibe la formación de metabolitos

del ácido araquidónico, incluyendo leucotrienos y de ácido – 5 hidroxieicosatetraenoico (5-

HETE).

Además,

puede

inhibir

migración

leucocitos,

incluyendo

leucocitos

polimorfonucleares, hacia el sitio de la inflamación e inhibe la agregación de plaquetas inducida

por ADP y colágeno. Diclofenaco impide la liberación de enzimas lisosomales a partir de

leucocitos polimorfonucleares e inhibe la producción de superóxido y la quimiotaxis leucocitaria.

Su efecto analgésico se relaciona con la disminución de los mediadores de la vía nociceptiva,

bloqueando la generación de impulsos a nivel periférico. Asimismo se postula una acción central,

de mecanismo no opioide, a nivel hipotalámico.

Posee además un efecto antipirético vinculado con la disminución de la actividad de las

prostaglandinas a nivel hipotalámico, en el centro termorregulador, favoreciendo la pérdida de

calor.

Betametasona:

Es un antiinflamatorio esteroide.

glucocorticoides

fisiológicos

(cortisona

hidrocortisona)

hormonas

metabólicas

esenciales; los corticoides sintéticos, como la Betametasona, son utilizados principalmente por

su potente efecto antiinflamatorio. A dosis altas, disminuye la respuesta inmunitaria. Su efecto

metabólico y de retención sódica es menor que el de la hidrocortisona.

Cianocobalamina:

La Cianocobalamina o Vitamina B12 actua como coenzima en varias funciones metabólicas,

incluyendo el metabolismo de los lípidos e hidratos de carbono y en la síntesis de las proteínas.

Es necesaria en el crecimiento, replicación celular, hematopoyesis y en la síntesis de las núcleo

proteínas y mielina, debido, en gran parte, a sus efectos sobre el metabolismo de la metionina,

ácido fólico y ácido malónico. A dosis elevadas (farmacológicas), la experimentación clínica ha

demostrado un marcado efecto antineurítico.

Propiedades

farmacocinéticas

(Absorción,

distribución,

biotransformación,

eliminación):

Diclofenaco:

Después de la administración oral, la absorción gastrointestinal del Diclofenaco es completa y

rápida. Las concentraciones plasmáticas máximas son alcanzadas alrededor de 1,25 horas

después de su ingestión. La unión del Diclofenaco a las proteínas plasmáticas es de más del

99% y su volumen de distribución es de 0,12-0,17 l/kg.

Dos horas después de alcanzar la concentración plasmática máxima, la concentración en el

líquido sinovial supera a la plasmática, manteniéndose esta relación hasta 12 horas después de

su administración. En el líquido sinovial el tiempo medio de eliminación es 3 a 6 horas. El

clearance sistémico total del Diclofenaco en plasma asciende a 263

56 ml/min. El tiempo medio

de eliminación es de 1-2 horas.

Diclofenaco es metabolizado por el hígado y excretado por vía biliar y renal, principalmente como

metabolitos en forma de glucuronatos o sulfatos. Solamente un 1% de la dosis eliminada por la

orina corresponde a Diclofenaco libre; los conjugados representan un 5-10% de la dosis

recuperada en orina. Menos del 5 % de la dosis se elimina por la bilis.

El metabolito principal en humanos es el 4-hidroxidiclofenaco, y constituye aproximadamente el

40% de la dosis total excretada. Otros tres metabolitos del Diclofenaco (3-hidroxi, 5-hidroxi, 4,5-

dihidroxidiclofenaco) representan alrededor del 10-20% de la dosis eliminada en orina.

La eliminación del Diclofenaco y de sus metabolitos es rápida: alrededor del 40% de la dosis

administrada se elimina durante las primeras 12 horas posteriores a la administración.

Los parámetros farmacocinéticos del Diclofenaco se mantienen constantes después de la

administración repetida en pacientes sanos, pero en pacientes con insuficiencia renal el fármaco

metabolitos

pueden

presentar

acumulación

(aunque

significación

clínica).

pacientes con alteración de la función hepática (hepatitis crónica, cirrosis sin descompensación

portal) presentan cinética y metabolización del fármaco similares a las de los sujetos sanos.

Cianocobalamina:

La Vitamina B12 se absorbe por dos mecanismos. En primer lugar, lo hace por un mecanismo de

difusión pasiva, que le permite ser absorbida por la mucosa del intestino. Mediante este

mecanismo pasivo sólo se absorbe el 1% de la Vitamina B12 presente. El mecanismo activo es

más importante. En este caso, la vitamina debe combinarse con el factor intrínseco, que es una

glucoproteína secretada por células de la pared y del fondo del estómago. Una molécula de

factor intrínseco fija dos moléculas de Vitamina B12, formando un complejo que la protege de la

degradación por las enzimas intestinales. Este complejo finalmente se fija sobre receptores

específicos situados en la porción terminal del íleon. La fijación del complejo factor intrínseco-

Vitamina B12 necesita un pH > 5,6 y la presencia de iones Ca++ o Mg++. La Vitamina B12 es

liberada de este complejo, probablemente, por el efecto de un "releasing factor".

La Vitamina B12 presente en la célula intestinal penetra en el enterocito, abandonando así al

factor intrínseco, que queda retenido en la luz intestinal. Luego de su penetración intracelular,

aparece en los microsomas y en las mitocondrias donde sufre una transformación, por lo menos

parcialmente, en coenzima B12.

La fijación del complejo factor intrínseco- Vitamina B12 es rápida; sin embargo, la absorción de la

vitamina es lenta. De este modo, transcurren varias horas hasta registrarse su aparición en la

vena porta, siempre unida a las proteínas transportadoras, las transcobalaminas. Se han

determinado tres transcobalaminas (Transcobalaminas I, II y III). La Vitamina B12 fijada a la

transcobalamina abandona rápidamente el plasma y se distribuye con preferencia en las células

del parénquima hepático. En el adulto, hasta el 90% de las reservas de Vitamina B12 se

encuentran en el hígado.

La bilis es la principal vía de excreción de la Vitamina B12. Las dos terceras partes de la

Vitamina B12 se excretan por vía biliar y se reabsorben luego por la mucosa ileal, formándose de

este modo un ciclo enterohepático. El resto es eliminado por las materias fecales, pudiendo

aumentar la cantidad de Vitamina B12 en las mismas por la descamación de las células

epiteliales del tubo digestivo y también por la síntesis efectuada por las bacterias presentes en el

colon.

En condiciones normales, la excreción de Vitamina B12 por la orina es muy escasa. Al aumentar

progresivamente

dosis

administradas,

filtración

glomerular

torna

cada

más

importante.

Betametasona:

La betametasona se absorve con facilidad en el tracto gastrointestinal. La unión proteica es del

orden del 60%. La Betametasona es metabolizada por el hígado y eliminada por el riñón. La vida

media plasmática de la Betametasona es aproximadamente 5 horas y la vida media biológica 36

a 54 horas.

Situaciones clínicas especiales.

En la insuficiencia hepática grave y en el hipotiroidismo, el metabolismo de los glucocorticoides

sufre

retardo

significativo,

cual

puede

acentuar

acción

farmacológica

Betametasona. Asimismo tanto la hipoalbuminemia como la hiperbilirrubinemia pueden ocasionar

concentraciones séricas elevadas (no deseadas) del principio activo no unido a las proteínas.

La vida media de eliminación de los glucocorticoides se prolonga durante el embarazo y la

depuración plasmática es menor en el recién nacido que en el lactante y el adulto.

Instrucciones de uso, manipulación y destrucción del remanente no utilizable del

producto:

No procede.

Fecha de aprobación/ revisión del texto: 30 de abril de 2016.

  • El prospecto de información de este producto no está disponible actualmente, puede enviar una petición a nuestro servicio al cliente y le notificaremos tan pronto como nos sea posible para conseguirlo.

    Solicitar el prospecto de información al público.



  • Los documentos en otros idiomas están disponibles aquí