CITARABINA

Información principal

  • Denominación comercial:
  • CITARABINA
  • Dosis:
  • 100 mg/mL
  • formulario farmacéutico:
  • Solución para inyección IV, SC, IT, infusión IV
  • Usar para:
  • Humanos
  • Tipo de medicina:
  • medicamento alopático

Documentos

  • para el público en general:
  • El prospecto de información de este producto no está disponible actualmente, puede enviar una petición a nuestro servicio al cliente y le notificaremos tan pronto como nos sea posible para conseguirlo.


    Solicitar el prospecto de información al público.

Localización

  • Disponible en:
  • CITARABINA
    Cuba
  • Idioma:
  • español

Otros datos

Estado

  • Fuente:
  • CECMED - Autoridad Reguladora de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos - Cuba
  • Número de autorización:
  • m16167l01
  • última actualización:
  • 10-05-2018

Ficha Técnica

RESUMEN DE LAS CARACTERÍSTICAS DEL PRODUCTO

Nombre del producto:

CITARABINA

Forma farmacéutica:

Solución para inyección IV, SC, IT, infusión IV

Fortaleza:

100 mg/mL

Presentación:

Estuche por 25 bulbos de vidrio incoloro con 1, 5 ó 10 mL

cada uno.

Estuche por 10 bulbos de vidrio incoloro con 1, 5 ó 10

mL cada uno.

Estuche por un bulbo de vidrio incoloro con 1, 5 ó 10 mL.

Titular del Registro Sanitario, país:

EMPRESA LABORATORIOS AICA, LA HABANA, CUBA.

Fabricante, país:

EMPRESA LABORATORIOS AICA, UNIDAD

EMPRESARIAL DE BASE (UEB) CITOSTÁTICOS, LA

HABANA, CUBA.

Número de Registro Sanitario:

M-16-167-L01

Fecha de Inscripción:

22 de septiembre de 2016

Composición:

Cada mL contiene:

Citarabina

100,00 mg

fosfato de sodio monobásico anhidro

fosfato de sodio dibásico anhidro

agua para inyección

Plazo de validez:

24 meses

Condiciones de almacenamiento:

Almacenar de 2 a 8 °C.

Indicaciones terapéuticas:

Inducción de remisiones de leucemias agudas linfoblásticas y mieloblásticas, leucemia

mielocítica crónica; linfoma linfoblástico, fase blástica de leucemia granulocítica crónica.

Profilaxis y tratamiento de leucemia meníngea (mediante inyección intratecal). Enfermedad

Hodgkin y Linfoma no Hodgkin en niños.

Tratamiento del síndrome mielodisplásico.

Contraindicaciones:

Hipersensibilidad conocida a la citarabina.

Lactancia.

citarabina

debe

administrarse

cuando

paciente

presente

varicela

haya

presentado recientemente, o si presenta herpes zoster ya que puede ocasionar enfermedad

generalizada grave.

Precauciones:

Carcinogenicidad: Los procesos malignos secundarios son posibles efectos retardados de

muchos antineoplásicos, aunque no está claro si el efecto está relacionado con su acción

mutagénica

inmunosupresora,

parece

riesgo

aumenta

terapias

prolongadas.

Mutagenicidad: La citarabina puede producir anomalías cromosómicas en humanos.

Fertilidad: en los pacientes que están recibiendo terapia antineoplásica, puede producirse

supresión gonadal, resultante en amenorrea o azoospermia, especialmente con agentes

alquilantes. En general estos efectos parecen estar relacionados con la dosis y la duración

de la terapia y pueden ser irreversibles. La predicción del grado de deterioro de la función

testicular

ovárica

complica

común

combinaciones

varios

antineoplásicos, lo cual dificulta determinar los efectos de cada agente en particular. La

citarabina se ha asociado con la toxicidad de células germinativas en humanos.

Debe advertirse a la madre sobre los posibles riesgos potenciales para el feto y el recién

nacido.

Se recomienda el uso de anticonceptivos no hormonales durante la terapia con drogas

citotóxicas.

Pediatría: no se han realizado estudios apropiados con citarabina en la población pediátrica.

De cualquier modo, no se esperan problemas pediátricos específicos, que limitarían el uso

de este medicamento en niños. Uso aceptado en linfoma no-Hodkin, como terapia de

mantenimiento, siguiendo siempre las precauciones inherentes a este tipo de fármacos.

Geriatría: Estos pacientes presentan mayor riesgo de mielosupresión y cardiotoxicidad con

el uso de agentes antineoplásicos.

Atendiendo a la paulatina destrucción de la barrera hematoencefálica, son más frecuentes

los efectos sobre el SNC.

La relación riesgo-beneficio debe evaluarse en las siguientes situaciones clínicas: historia de

gota,

disfunción

hepática

(detoxificación

reducida

citarabina,

administrar

dosis

menores), disfunción renal (eliminación reducida; puede ser necesario disminuir la dosis),

infiltración de células tumorales en la médula ósea, infecciones (virales, bacterianas, fúngicas,

parasitarias

saprofíticas)

sólo

simultáneo

otros

inmunosupresores.

Antecedentes de cálculos renales de uratos. Pacientes que han sido sometidos a tratamiento

previo con fármacos citotóxicos o radioterapia.

Odontología: Los efectos depresores de la médula ósea de la citarabina pueden dar lugar a un

aumento de la incidencia de infecciones microbianas, retraso en la cicatrización y hemorragia

gingival. Los trabajos odontológicos, siempre que sea posible, deben ser completados antes

de la iniciación de la terapia, o postergados hasta que los recuentos de sangre regresen a la

normalidad. Los pacientes deberán ser instruidos en la higiene bucal adecuada durante el

tratamiento, incluyendo la precaución en el uso regular de cepillos de dientes, hilo dental y

escarbadientes.

citarabina

comúnmente

causa

también

estomatitis

asociada

malestar general.

Como otras drogas citotóxicas, la citarabina puede provocar hiperuricemia secundaria a la

rápida lisis de las células neoplásicas, por lo que en el curso del tratamiento se tienen que

controlar los niveles de ácido úrico en sangre, así como también controles de las funciones del

hígado y riñón. El desarrollo de nefropatía por ácido úrico en pacientes con leucemia o

linfoma puede prevenirse con una adecuada hidratación oral y en algunos casos, con la

administración de alopurinol. Si las concentraciones de ácido úrico en sangre son elevadas,

puede ser necesaria la alcalinización de la orina.

Los pacientes en tratamiento con citarabina tienen que ser controlados con frecuentes conteos

de plaquetas, leucocitos y exámenes de la médula ósea. Se recomienda que el programa de

inducción se continúe hasta alcanzar una respuesta clínica o bien si se presentan datos de

toxicidad. La recuperación de la médula ósea puede requerir de 7 a 64 días.

En leucemias agudas el tratamiento puede ser administrado a pesar de la presencia de

trombocitopenia

sangrado,

algunos

pacientes

puede

ocurrir

cese

sangrado

incremento del recuento plaquetario durante el tratamiento, pero en otros es necesario la

transfusión de plaquetas.

deben

tener

precauciones

especiales

aquellas

personas

desarrollan

trombocitopenia

como

resultado

administración

citarabina

deben

evitar

procedimientos invasivos cuando esto sea posible.

Los pacientes que desarrollen leucopenia deben ser vigilados estrechamente para descartar

signos de infección. En los pacientes que presentan neutropenia y fiebre, se recomienda el

uso de antibióticos de amplio espectro empíricamente hasta que se obtengan los cultivos

adecuados.

El uso de catéteres implantables es recomendable para disminuir la frecuencia de las

venopunciones.

Precauciones si se produce depresión de la médula ósea: evitar el contacto con personas

con infecciones bacterianas, especialmente durante el período de recuentos sanguíneos

bajos; consultar con el médico inmediatamente si hay fiebre o escalofríos, tos o carraspera,

dolor de cintura o puntada de costado, o si aparece dolor o dificultad al orinar. Consultar

también si inmediatamente se producen hemorragias o hematomas inusuales; deposiciones

negro-alquitranadas; sangre en orina o en heces; o manchas diminutas rojas en la piel.

No tocarse los ojos o dentro de la nariz sin antes haberse lavado las manos.

Tener cuidado para evitar cortes accidentales con el uso de elementos cortantes tales como

afeitadoras, tijeras o alicates.

Evitar los deportes de contacto u otras situaciones en las que se pueden sufrir hemorragias

u otros daños.

Se deben examinar frecuentemente los sitios de venopunción, piel y mucosas, evaluación de

heces y orina en busca de sangre oculta.

Cuando la citarabina se administra por inyección intravenosa rápida es menor la depresión

hematológica y se toleran mejor las dosis altas en comparación con la infusión intravenosa

lenta, aunque, las náuseas y vómitos pueden ser más severos y más persistentes.

Para utilizar la vía intratecal no se deben utilizar diluyentes que contengan conservadores

(alcohol bencílico).

Advertencias especiales y precauciones de uso:

Producto de uso delicado que debe ser administrado bajo estricta vigilancia médica. Durante

la administración de citarabina debe ingerirse líquidos en abundancia, para ayudar a la

excreción del ácido úrico.

Las diluciones con cloruro de sodio 0,9 % y dextrosa al 5 % deben utilizarse inmediatamente

después de su preparación. Las soluciones que desarrollen una pequeña turbidez deben ser

descartadas.

soluciones

para

intratecal

deben

usadas

inmediatamente

después

preparación.

Efectos indeseables:

Muchos de los efectos colaterales de los antineoplásicos son inevitables y representan la

acción

farmacológica

medicación.

Algunos

ellos

(por

ejemplo,

leucopenia

trombocitopenia)

usados

actualmente

como

indicadores

efectividad

medicamento y facilitan la dosificación individual.

El efecto adverso más grave de la citarabina es la depresión de la médula ósea que se

manifiesta

leucopenia,

principalmente

granulocitopenia,

trombocitopenia,

anemia

megaloblastosis. Por lo general estos trastornos son asintomáticos, pero en ocasiones se

pueden presentar fiebre, tos, estertores, sangrado gingival y sangre oculta en heces.

Durante el tratamiento también puede presentarse toxicidad del sistema nervioso central,

frecuente con terapia en altas dosis del medicamento, hiperuricemia, celulitis, esofaguitis,

hepatotoxicidad, anemia megaloblástica, tromboflevitis, edema pulmonar, retención urinaria,

estomatitis,

anorexia,

náuseas,

vómitos,

diarrea,

inflamación

ulceración

oral,

anal

intestinal, disfunción hepática y renal.

Menos

frecuentemente

pueden

ocurrir,

dolor

cabeza

especialmente

después

administración intratecal y pérdida del cabello.

Síndrome de la citarabina: reacciones al medicamento que se manifiestan por fiebre, mialgia,

dolor óseo, dolor anginoso, malestar general, erupción cutánea, conjuntivitis hemorrágica (que

puede ser prevenida o reducida mediante la administración profiláctica de corticoesteroides

locales en gota) y hemorragia del tubo digestivo. Usualmente se presenta de 6 a 12 horas

después de la administración parenteral. Los corticoides son útiles en el tratamiento y

prevención de este síndrome.

Durante el tratamiento pueden presentarse infecciones de tipo viral, bacteriana o parasitaria

localizadas en cualquier parte del cuerpo, por una depresión del sistema inmunitario; estas

infecciones pueden ser leves, pero en algunos casos graves y fatales.

Se ha reportado también toxicidad corneal, colestasis intrahepática y pancreatitis y urticaria.

Alteraciones neurológicas pueden presentarse en particular con el uso de la administración

intratecal.

reportado

también

repentina

alteración

respiratoria,

rápidamente

progresiva hacia el edema pulmonar con pronunciada cardiomegalia que puede ser fatal.

La terapia con altas dosis ha sido asociada con toxicidad severa y potencialmente fatal,

incluyendo disfunción cerebral (confusión, cansancio, pérdida de la memoria, mareos),

disfunción cerebelar (problemas en el habla, para mantenerse en pie, o para caminar;

temblores),

sepsis

abcesos

hígado,

edema

pulmonar,

daño

hepático

hiperbilirrubinemia, necrosis intestinal, colitis necrotizante, rash cutáneo que conduce a la

descamación, cardiomiopatía fatal y neuropatías periféricas motoras y sensitivas.

Posología y método de administración:

Se recomienda que los pacientes que reciben citarabina estén hospitalizados y bajo la

supervisión de un médico experimentado en tratamiento con citostáticos.

El tratamiento debe suspenderse cuando la depresión medular se manifiesta con conteo

plaquetario menor de 50 000 o leucocitos menor de 1 000 m

. Los valores pueden continuar

bajando aún después que la administración del medicamento sea suspendida y después de

intervalos de 12 a 24 días libres de administración. El tratamiento puede reiniciarse cuando

hay signos evidentes de recuperación de la médula ósea.

Se utiliza una variedad de planes de dosificación y regímenes de citarabina, sola o en

combinación con otros agentes antitumorales.

Para la selección de una dosis específica, el médico que la prescribe debe consultar la

literatura

médica

así

como

elaboración.

dosis

deben

adecuar

requerimientos individuales de cada paciente, en base a la respuesta clínica y al grado de

depresión de la médula ósea.

Los pacientes generalmente toleran dosis mayores de citarabina con menor depresión

hematológica, cuando la citarabina se administra mediante una inyección I.V. rápida, que

cuando se administra como infusión lenta, aunque las náuseas y los vómitos pueden ser

más severos y pueden persistir por varias horas después de la inyección.

Se recomienda que un programa de inducción sea continuado hasta que se produzca ya sea

respuesta o toxicidad, o hasta que se aclare que el paciente no responderá.

Dosis usual para adultos y adolescentes:

Leucemia mielocítica aguda:

Inducción:

Intravenosa, 100 a 200 mg por metro cuadrado de superficie corporal ó 3 mg por kg de peso

corporal por día (como infusión continua durante 24 horas o en dosis dividida por inyección

rápida) durante 5 a 10 días, repitiendo aproximadamente cada 2 semanas.

Mantenimiento:

Subcutánea, 1 mg por kg de peso corporal una o dos veces por semana.

Leucemia meníngea:

Intratecal, de 5 a 75 mg por metro cuadrado de superficie corporal a intervalos que varían

desde una vez al día durante 4 días hasta una vez al día cada 4 días. Una dosificación

frecuentemente usada es 30 mg por metro cuadrado de superficie corporal una vez cada 4

días hasta que las medidas del LCR sean normales, seguido de una dosis adicional.

Dosis pediátrica usual: Ver dosis usual para adultos y adolescentes.

Otras leucemias y linfomas:

En pacientes seleccionados con leucemias y linfomas refractarios se pueden utilizar dosis

hasta de 2 a 3 g/m

de superficie corporal por vía intravenosa en 1 ó 2 horas, cada 12 horas

durante 2 a 6 días.

Preparación de la solución: no se recomienda el uso de diluyentes que contengan alcohol

bencílico para el uso en recién nacidos. Ha sido asociado con este uso un síndrome tóxico

fatal consistente en acidosis metabólica, depresión del SNC, problemas respiratorios, fallo

renal, hipotensión y posibles ataques y hemorragias intracraneales.

Para administración mediante infusión I.V., las soluciones de citarabina deben ser diluidas

además con agua para inyección, inyección de dextrosa al 5%, o inyección de cloruro de

sodio al 0.9%.

Las soluciones para infusión que contengan por encima de 500 mcg (0.5 mg) de citarabina

por mL son estables a temperatura ambiente por 7 días.

Interacción con otros productos medicinales y otras formas de interacción:

La citarabina puede aumentar la concentración del ácido úrico hemático y esto requiere de un

ajuste de los medicamentos antigota (Alopurinol, colchicina, probenecid y sulfinpirazona), para

controlar la hiperuricemia y la gota; en estos casos se prefiere el uso de Alopurinol para

prevenir la hiperuricemia provocada por la citarabina.

El uso simultáneo con la radioterapia y medicamentos mielosupresores puede aumentar los

efectos depresores de la médula ósea de este medicamento y de la radioterapia.

El uso combinado con otros agentes inmunosupresores puede incrementar el riesgo de

infección.

La administración de citarabina 48 horas antes ó 10 minutos después de iniciada la terapia

con metotrexato puede producir un efecto citotóxico sinérgico.

La combinación de citarabina conjuntamente con la digoxina puede disminuir la absorción de

digoxina.

El uso de citarabina conjuntamente con ciclofosfamida en pacientes trasplantados de médula

ósea puede ocasionar incremento de cardiomiopatía con la consiguiente muerte.

Carbamazepina: posible disminución de la absorción de la carbamazepina, con disminución

de su actividad.

Flucitosina: riesgo de disminución de la actividad antiinfecciosa de flucitosina.

Gentamicina: Posible aumento del riesgo de hipomagnesemia.

Estudios "in vitro" han encontrado interacción entre citarabina y gentamicina con pérdida de

efecto hacia las cepas de Klebsiella pneumoniae.

Quinolonas (ciprofloxacina, ofloxacina): posible disminución de la absorción de quinolonas,

con descenso de su actividad terapéutica.

La administración de vacunas con virus vivos a pacientes tratados con citarabina puede

potenciar la replicación del virus de la vacuna.

deberá

evitar

ingesta

alcohol

medicamentos

como

antinflamatorios

esteroideos, que pudieran favorecer la hemorragia del tubo digestivo.

En pacientes previamente tratados con asparaginasa, se ha reportado pancreatitis aguda.

Se deben evitar las vacunas, a menos que estén aprobadas por un médico. Otras personas

que convivan con el paciente deberán evitar las inmunizaciones con la vacuna oral para el

poliovirus, así como evitar el contacto con otras personas que la hayan tomado, o usar una

máscara protectora que cubra la boca y la nariz.

Uso en Embarazo y lactancia:

Embarazo: Categoría de riesgo D. Debe advertirse a la madre sobre los posibles riesgos

potenciales para el feto y el recién nacido.

Se recomienda el uso de anticonceptivos no hormonales durante la terapia con drogas

citotóxicas.

Lactancia: Datos no disponibles. No ha sido establecida la seguridad de uso en lactantes.

Efectos sobre la conducción de vehículos/maquinarias:

No procede.

Sobredosis:

No existe antídoto específico para los casos de sobredosificación. Dosis de 4,5 g/m² por

infusión intravenosa en el tiempo de una hora y cada 12 h por 12 dosis., ha provocado

aumento irreversible de la toxicidad en el SNC y la muerte. Por otra parte, dosis alta única

de 3 g/m², administrada por infusión rápida IV, no ha causado aparentemente ninguna

toxicidad.

Los síntomas de la sobredosificación incluyen: mielosupresión, megaloblástosis, náuseas,

vómitos, distrés respiratorio agudo progresivo a edema pulmonar y cardiomegalia, luego de

recibir altas dosis.

El tratamiento es sintomático.

Propiedades farmacodinámicas:

Farmacología:

citarabina

(citosina

arabinósido)

antimetabolito.

Agente

antineoplásico

pertenece al grupo de los análogos de los nucleótidos de pirimidina.

Mecanismo de acción: La citarabina interfiere en el metabolismo del ADN: es activada a

nucleótido trifosfato por la deoxicitidinaquinasa e inactivada a arabinofuranosiluracil (ara-U)

por la citidindeaminasa y deoxicitilato deaminasa. Parece que el balance entre los niveles de

quinasa y deaminasa es un factor importante en determinar el grado de sensibilidad o de

resistencia de la célula a la citarabina. La citarabina es específica para la fase S del ciclo de

división celular y aunque su mecanismo de acción no está completamente dilucidado todo

parece indicar que inhibe la ADN polimerasa. Su actividad se produce como resultado de la

activación del trifosfato de citarabina en los tejidos e incluye inhibición de la síntesis de ADN

con poco efecto en la síntesis de ARN y proteínas. Su incorporación tanto al ADN como al

ARN contribuye a su citotoxicidad. La citarabina en cultivos celulares ha mostrado que tiene

efecto antiviral. También presenta actividad inmunosupresora.

Propiedades

farmacocinéticas

(Absorción,

distribución,

biotransformación,

eliminación):

Distribución:

administración

intravenosa

rápida,

sólo

cantidades

moderadas

atraviesan la barrera hematoencefálica, aunque se alcanzan concentraciones en líquido

cefalorraquídeo del 40 al 50 % de las concentraciones plasmáticas en estado de equilibrio

después de la infusión intravenosa continua.

Niveles plasmáticos relativamente constantes de citarabina pueden obtenerse con la infusión

continua intravenosa. Después de la administración subcutánea o intramuscular de citarabina

marcada con tritio, los niveles máximos plasmáticos de la radioactividad se alcanzan entre los

20-60 minutos después de la inyección y son considerablemente inferiores a los de la

administración intravenosa. Los niveles del medicamento en el líquido cerebroespinal son

bajos en comparación con los niveles plasmáticos después de una sola inyección intravenosa.

Con la administración intratecal los niveles en el líquido cerebroespinal disminuyen con una

primera fase de vida media de alrededor de dos horas observándose limitada conversión a

ara-U debido a un bajo nivel de deaminasa en el líquido cerebroespinal.

Volumen aparente de distribución: 30-40 L/kg.

Unión a proteínas: baja (15%).

Metabolismo: Rápido. Desaminación rápida en sangre y tejidos, especialmente en el hígado,

pero mínima en el líquido cefalorraquídeo (LCR). Después de la administración rápida

intravenosa de citarabina, ésta desaparece del plasma en forma bifásica; inicialmente hay una

fase de distribución con una vida media alrededor de 10 minutos y sigue una segunda fase de

eliminación con una vida media de una a tres horas.

Excreción: Sólo alrededor de un 10 % de la dosis inyectada es excretada sin modificar en la

orina en el curso de 12 a 24 horas, mientras que del 86 al 96 % de la radioactividad aparece

en la forma de compuesto inactivo como arabinofuranosiluracil (ara-U).

Instrucciones de uso, manipulación y destrucción del remanente no utilizable del

producto:

Cada bulbo es de dosis única y no contiene preservo, de ahí que las porciones que no se

utilizan deben desecharse.

recomienda

manejo

cuidadoso

preparación

disposición

agentes

antineoplásicos.

Se deben usar guantes y anteojos protectores para evitar que la droga haga contacto

accidental con la piel o los ojos.

Las preparaciones citotóxicas no deben ser manejadas por mujeres embarazadas. El

producto puede ser diluido con cloruro de sodio 0,9 % y dextrosa al 5 %.

En caso de rotura o derrame de la solución se recomienda utilizar hipoclorito de sodio al 5 %

como agente neutralizante.

Fecha de aprobación/ revisión del texto: 31 de octubre de 2017.

  • El prospecto de información de este producto no está disponible actualmente, puede enviar una petición a nuestro servicio al cliente y le notificaremos tan pronto como nos sea posible para conseguirlo.

    Solicitar el prospecto de información al público.



  • Los documentos en otros idiomas están disponibles aquí